¡El éxito de Curves, a través de sus socias!

Damos un paso más dentro del mundo de Curves y os contamos en primera persona cómo el entrenamiento en el que se basa ha cambiado la vida a muchísimas mujeres.

Después de tres semanas en Curves podemos afimar que, en efecto, los resultados se notan. Muy sorprendidas con nuestro estado físico, que ha mejorado ampliamente, no paramos de escuchar comentar entre las socias Curves que se aproxima el día Zumba.

Un día dedicado a este baile, un fitness dance que ofrece el mejor y más divertido entrenamiento de Curves, a ritmo de música latina e internacional. Y, aunque pinta muy bien, no sabemos cómo será, en qué consistirá y qué tendremos que hacer. ¡Pero os enteraréis, chicas, porque os lo contaremos todo!

Aunque eso sí, habrá que esperar hasta la semana que viene para, quien sabe, volvernos adictas a la zumba. De momento, ya nos consideramos adictas a Curves. Porque los resultados están ahí, porque nos lo pasamos muy bien y porque nunca podíamos haber imaginado que hacer deporte sería tan gratificante y sus resultados tan satisfactorios.

Puede que a Nosotras no nos creáis… O penséis que exajeramos, pero nada de eso. ¿Y sabéis cómo os lo vamos a demostrar? Con las historias de éxito más sorprendentes de sus socias. Las que más nos han impactado, las que más han cambiado su estilo de vida para bien, las que han supuesto un antes y un después y, sobre todo, las que más felicidad han concedido.

Y es que las chicas de Curves ya nos lo decían en la pasada entrevista: “hemos sido testigo de muchísimas historias personales que han supuesto un éxito para la socia“. A algunas, obvio, les habrá costado más que otras. Pero en conseguirlo está el desafío, ¡nunca en el tiempo!

Muestra de ello son las muchas pegatinas que nos hemos estado encontrando sesión tras sesión en la zona de entrenamiento de Curves. Post-it con palabras de motivación, de agradecimiento y de gratitud hacia las socias. Porque lo que importa es tratarlas bien y mostrarles que Curves única y exclusivamente lo hace por ellas.

Y gracias a todo este empeño por cuidar a las mujeres, Curves ha recibido todo el cariño y el amor, la alegría y la perseverancia de las mujeres al ver cumplido un objetivo. El cambio de vida es considerable, “desde que empecé hasta ahora he notado un gran cambio, primero empecé solo con el ejercicio y luego con la dieta y me encuentro más ligera“. Hasta tal punto que han conseguido alcanzar su lucha, “me pongo ropa que antes no me ponía“.

Después del parto me quedé con peso de más y al borde de la depresión“. Incluso cuando la situación es difícil, las monitoras de Curves encuentran solución. “Me dieron mucho apoyo, mucho ánimo y con la dieta y el entrenamiento, conseguí perder 12 kilos“.

Es muy positivo que las socias echen de menos el centro cuando no pueden ir o en fin de semana: “cuando no voy a Curves es como si me faltase algo“. Y no solamente el cambio de físico sino también la mentalidad, el cambio de chip que se experimenta: “he cambiado mucho físicamente pero aún más anímicamente, ahora me siento guapa y genial conmigo misma“.

Y con todas estas mujeres y las tantas historias de éxito que ha vivido Curves podemos decir y tú misma puedes comprobar que es la solución completa para sentirse bien consigo misma, para cambiar nuestro físico y para aprender a querernos más. Se adapta a las necesidades individuales de cada mujer y lucha para combatir los efectos del envejecimiento, de las enfermedades, de la menopausia y del embarazo. ¡Completamente para Nosotras!

De lo que no hay duda es de que la felicidad se extiende por todas las chicas que prueban Curves, “quien pase por delante alguna vez, que no lo dude y que vaya, que lo intente, que sea constante y tendrá muy buenos resultados y se sentirá fenomenal“.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *