El Curry ¡Descubrimos sus propiedades para la salud!

En las culturas orientales es de sobra conocido el efecto positivo de algunas especias como el curry o el chile a la hora de prevenir enfermedades cardíacas. Ahora, un estudio británico intenta descifrar las propiedades curativas del curry en relación con ciertos tipos de cáncer.

El consumo de curry en los países asiáticos es poco menos que una religión. La enorme popularidad de esta especia, la convierte en ingrediente esencial en un gran número de platos debido a su peculiar sabor y atrayente olor.

Sin embargo, parece que las propiedades del curry transfieren la barrera culinaria para convertirse en una pieza clave a la hora de prevenir un número de complicaciones de salud.

A la misma vez que numerosos estudios confirman los beneficios del curry como protector del corazón y controlador de la presión arterial, un equipo de científicos británicos se ha propuesto descubrir las propiedades del curry a la hora de prevenir o ralentizar ciertos tipos de cáncer y evitar su extensión.

Para ello un grupo investigadores de la Leicester Royal Infirmary and el Hospital Leicester General en el Reino Unido, se han encerrado en un laboratorio con el objetivo de analizar la capacidad de uno de los componentes principales del curry, la curcumina, a la hora de cancelar las células dañinas.

Para ello cuentan con la colaboración de cuarenta pacientes del Hospital de Leicester quienes han recibido un diagnóstico de cáncer y participarán varias pruebas clínicas.

Hasta el momento la curcumina, que también se encuentra en el azafrán, ha sido relacionada con un vasto número de beneficios para la salud, mientras que, ha resultado ser capaz de “matar” células dañinas en un ambiente de laboratorio. Es más, se crece que la curcumina también está detrás de una disminución en el número de casos de trombosis y una ralentización de la demencia senil.

Ahora los investigadores británicos centran sus esfuerzos en comparar la potencia de la curcumina a la hora de matar células cancerígenas con los resultados obtenidos con la quimioterapia convencional.

Por lo pronto, los expertos se muestran optimistas y, en breve, esperar poder compartir sus resultados con el mundo.

Autor: Miriam Brandom

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *