El alimento inesperado para dormir mejor: las aceitunas

 

Las aceitunas: una buen alimento para conciliar mejor el sueño. 

 

Pastillas, vapores, remedios caseros, infusiones, hábitos…

Son muchas las opciones que existen para conciliar el sueño, pero no siempre son cómodas y/o recomendables.

Pero, ¿existe algún remedio cómodo, saludable y sabroso?

 

Grupo Cazorla nos lo desvela… ¡Las aceitunas!

 

 

Para dormir bien y mejorar la calidad del sueño, se padezca o no insomnio, lo mejor es tomar aceitunas.

Contienen triptófano, magnesio, calcio y vitamina B6.

Vitaminas y minerales que ayudan a producir melatonina, la hormona que se activa en la oscuridad e interviene en el ciclo natural del sueño.

 

Regulando el ritmo circadiano y/o los patrones del sueño.

 

 

 

 

 

  • Magnesio: mineral que activa el sistema parasimpático, un relajante natural, que ayuda a desactivar la adrenalina.
  • Calcio: regula los neurotransmisores y ayuda al cerebro a producir melatonina y renina.
  • Vitamina B6, relacionada con los síntomas de depresión y trastornos del estado de ánimo, interviene en la síntesis de varios neurotransmisores.
  • Triptófano: un aminoácido esencial, solo se obtiene a través de la alimentación, que funciona como bloque de construcción en la síntesis de proteínas. 

Aporta grandes beneficios al cuerpo y la falta del mismo puede incidir negativamente en cuadros de estrés, ansiedad e insomnio.

 

 

Un plus de beneficios. 

  • Ayudan a quemar grasas gracias a su alto contenido en adiponectina.
  • Estimulan la hormona que envía la sensación de saciedad al cerebro.
  • Combaten las arrugas hasta un 20% por su composición en ácido oleico y Vitamina E.
  • Facilitan la digestión.
  • Mejoran la memoria en un 25%.
  • Las grasas de las aceitunas son buenas para el corazón.
  • Tienen mucho potasio.
  • Altos niveles de nutrientes.

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué evitar para dormir bien?

Alimentos ricos en grasa que impiden la producción de orexina.

Uno de los neurotransmisores que ayuda a regular su ciclo de sueño junto con la melatonina.

 

Alimentos con altos niveles de proteínas y carbohidratos.

Pueden interrumpir el sueño ya que hacen que el cuerpo pase más tiempo trabajando en la digestión en lugar de centrarse en dormir.

 

Dulces como el chocolate, que suele contar con alcaloides, sustancias nitrogenadas que constituyen como un estimulante natural.

Las galletas, los cereales o fritos se absorben rápidamente y pueden ocasionar subidones repentinos del azúcar en sangre lo que nos puede despertar.

 

Verduras y hortalizas como la lechuga, a pesar de lo que se crea, cenar ensalada no es recomendable, ya que causa gases e hinchazón estomacal y puede interferir en el descanso.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *