El alimento de septiembre: La frambuesa

¿Cuántas veces os hemos repetido que una dieta debe ser equilibrada, variada y saludable? Seguir un plan de alimentación equilibrado es fácil de conseguir midiendo las cantidades de hidratos de carbono, fribra y proteínas que ingerimos. Asegurarnos de que la alimentación sea saludable tampoco es un gran reto ya que todas sabemos valorar qué alimentos convienen más o menos a nuestra figura. Sin embargo, lo más complicado es seguir una dieta variada, ¿cómo lo hacemos?

FrambuesaCuando os aconsejamos seguir una alimentación variada nos referimos a cambiar los alimentos para no caer en la monotonía y para aprovechar todas sus propiedades, especialmente de los alimentos de temporada. Por ejemplo, ahora que ha llegado septiembre, las redactoras de Nosotras.com queremos recomendaros las frambuesas, unos frutos rojos deliciosos que en septiembre pueden aportar muchos beneficios a nuestro organismo.

Seguro que os gustará saber que las frambuesas aportan muy pocas calorías por lo que podemos tomarlas como tentempié a media mañana o para merendar y, así, aprovechar la cantidad de minerales, vitamina C y fibra que aportan. En este sentido, si tenéis problemas intestinales, estreñimiento o dolores de barriga, no dudéis en tomar un puñado de frambuesas y veréis como la situación mejora. Otra opción útil es probar los cereales de fibra que contienen frambuesas, ¡son deliciosos!

Además, este fruto rojo tiene un gran poder antioxidante que lo convierte en un alimento perfecto para luchar contra el envejecimiento. ¿Necesitáis más motivos para incluirlas en vuestra dieta?

Si queréis aumentar el consumo de frambuesas pero os aburre tomarlas solas, debéis saber que existen muchas maneras de tomarlas: podemos cocinar desde tartas de frambuesa, yogur de frambuesa, ensaladas con frambuesas… ¡Las opciones no terminan jamás!

frambuesa-platos

FrambuesaAdemás, las frambuesas son una de las pocas frutas que los más pequeños no rechazan a primera vista no sólo por su llamativo color rojo pasión sino porque las asocian a las golosinas que tanto les gustan. En este sentido, pues, aumentar su ingesta diaria no tiene por qué costarnos demasiado esfuerzo.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *