Dormir bien para estar sanas y felices

En estos tremendos días de calor con los que hemos inaugurado el verano de 2015 estaréis echando de menos muchas cosas del invierno, pero estoy seguro de que hay una que os gustaría preservar : la calidad de vuestro sueño.

Cuando los termómetros suben, nuestro organismo se agita y es presa del nerviosismo. El calor nos impide el descanso y al día siguiente no podemos rendir al cien por cien. Llega la noche y arrastramos el cansancio acumulado, al que añadimos una nueva oleada de calor nos vuelve a impedir el sueño. Este círculo vicioso nos atrapa y vemos como nuestra salud puede quedar deteriorada en tan sólo unos pocos días.

El ser humano necesita el sueño reparador para existir, así de simple. Durante las horas que permanecemos dormidos el cerebro genera mielina, una proteína que participa en la regeneración celular y en la transmisión de los impulsos nerviosos. Si esta no se produce, el organismo puede verse afectado por graves enfermedades de carácter autoinmune. A este descubrimiento publicado por investigadores de la Universidad de Wisconsin, se unen las funciones cerebrales nocturnas ya conocidas: la de consolidación de la memoria y la de procesamiento de la información.

Mientras nos entregamos a “los brazos de Morfeo” nuestra mente trabaja para que nuestra vida tenga una coherencia, para que los circuitos no se fundan. Imaginad que somos como robots que debemos pasar por pequeñas revisiones al final del día. Esas revisiones serían nuestro sueño.

dormir

¿Cuántas horas debemos dormir? Por supuesto, esta, como tantas relativas a la salud, acaba siendo una cuestión individual pero si se trata de generalizar deberíamos hacer dos grandes divisiones: por edades y si la persona padece o no problemas de tipo nervioso.

En el primero de los casos, me encanta contaros a las que sois madres que los adolescentes necesitan y deben dormir cuanto quieran – eso sí, a la hora de comer tiene que estar poniendo la mesa-. Bromas aparte, necesitan dormir para desarrollarse física y mentalmente. También notaréis que se les relaja un poco ese mal humor rebelde típico de la edad.

Las personas con problemas nerviosos también deberían descansar 8+1 horas o quizá 9+1. La falta de sueño agrava los problemas de ansiedad, estrés y, por supuesto, cualquier otra patología mental de mayor gravedad.

Estas dos cuestiones resultan fáciles de deducir, pero, seguro que frente a lo contrario que piensas, no dormir engorda. Lo primero porque no tienes energía y para sentirte bien abres la nevera y coges algo de efecto inmediato. Ya se sabe: carbohidratos y azúcar. Segundo porque con la vigilia se activa otra hormona, la grelina, responsable del hambre. A menos sueño, más hambre. Y tercero porque muchas veces la ansiedad de no poder dormir nos lleva, otra vez, a la nevera. En esta ocasión es típico el chocolate y alguna galleta con leche.

Las pastillas para dormir no son lo mío, ya lo sabéis. Por supuesto, ante casos graves vuestro doctor tendrá la última palabra. Pero no desesperemos desde el principio. Tratad de coger una rutina del sueño que comience con silencio y nada de televisión ni teléfonos móviles. Y como pequeña aportación os recomiendo alimentos ricos en Omega 3 o algún pequeño suplemento que lo contenga. Os explico.

Un estudio de 2014 llevado a cabo por la Universidad de Oxford y publicado en el Journal of Sleep Research -Diario de la investigación del sueño-, demostró que los niños que tomaban aceite con omega 3 dormían mejor. La prueba se realizó entre 362 niños que tomaron suplementos de 600 mg durante dieciséis semanas; algunos contenían omega 3 y otros placebo. Los niños tenían entre siete y nueve años y no fueron elegidos por padecer trastornos relacionados con el sueño -aunque todos tenían problemas para leer.

El estudio arrojó los siguientes resultados: los niños que tomaron el suplemento con omega 3 disfrutaban de cincuenta y ocho minutos más de media de descanso cada noche, y se despertaban siete veces menos.

¡Felices y frescos sueños a todas!

ATA 056

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina”.

Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367