¿Dolor de garganta? Qué tomar y qué cuidados básicos tener

El dolor de garganta es tan frecuente como molesto.

En esta ocasión, te contamos qué tomar y qué cuidados básicos tener para que pases estos días lo mejor posible.

Cuidados básicos

  • Mantenerse hidratado: lo básico para cualquier momento de la vida. Tomar abundante agua y líquidos naturales, no sólo para mantener en equilibrio el organismo sino también para evitar que la garganta se seque y se lastime más.
  • Hacer gárgaras: la recomendación es realizar enjuagues con agua salada tibia para reducir la inflamación de la garganta. Puedes hacerlo un par de veces al día.
  • Pastillas para la garganta: los típicos caramelos de miel y limón o cualquier otra pastilla para la garganta pueden ser de ayuda. Procura asimismo no beber ni consumir alimentos muy calientes sino más bien fríos, ya añadirás irritación adicional a la garganta.

 

 

 

  • Cataplasma de manzanilla: la manzanilla es una hierba de ayuda para estos casos, el consejo es hacer una cataplasma para aplicar sobre la zona afectada. En un recipiente con agua hirviendo echa una cucharada de manzanilla y deja a fuego suave durante cinco minutos. Una vez frío, remoja un trapo o tela limpia y aplica sobre el cuello.
  • Ambiente húmedo: el aire excesivamente seco puede empeorar la situación en la garganta. Por ello, se recomienda mantener el ambiente húmedo. En este caso, un humidificador puede ser de gran ayuda.
  • Analgésicos: para reducir los síntomas y sentirse mejor, ciertos analgésicos como el ibuprofeno o el naproxeno pueden ser muy útiles. Consulta con tu farmacéutico.

Qué comer y qué beber

Opta por alimentos suaves y bebidas calmantes, tales como sorbetes de frutas, helados, zumo de granada -que ayuda a evitar la infección y a reducir la inflamación-, plátanos, miel y sopas suaves. El jengibre es otra alternativa recomendada en estos casos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

El yogur natural y las verduras cocidas -zanahorias, col o patatas- no deben faltar en tu dieta.

Por el contrario, evita los alimentos duros y/o crujientes como galletas saladas, tostadas o verduras crudas. Las frutas cítricas y zumos, al ser ácidos pueden irritar más la superficie de la garganta; alimentos azucarados; alimentos muy especiados y bebidas alcohólicas en general. Ni hablar del tabaco, evítalo a toda costa.

¡Cuídate y disfruta de tu bienestar!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *