Dolor de espalda: ¿Mayor índice de mortalidad?

Los estudios que leemos en prensa a veces producen mucho alarmismo entre la población y al que me voy a referir no es una excepción. Hablo del que en la actualidad se está llevando a cabo en la Universidad de Sidney y cuyas primeras conclusiones acaban de ver la luz. Según ha publicado el European Journal of Pain, las personas mayores de 70 años con dolor de espalda tienen un 13% más de posibilidades de morir antes que las que no lo tienen.

El estudio se ha realizado entre una población de 4390 individuos gemelos. Los que tenían dolor de espalda han mostrado una mayor mortalidad que los que no lo tenían. La investigación no ha logrado dar con unas causas concretas, pero su publicación ha sido suficiente para generar titulares que provocan inquietud, miedo y alarma. Es normal, si tenemos en cuenta que el 80% de la población mundial sufre o va a sufrir lumbalgia u otros dolores relacionados con la espalda a lo largo de su vida. El dolor no es una enfermedad, es un síntoma, producto de malas posturas, sobre todo, pero también muy relacionado con el estrés de la vida moderna. Por lo tanto, mucha calma ante este tipo de titulares que abren una relación, pero sin poder concretar ni ofrecer respuestas que tranquilicen.

Mi opinión como quiropráctico, como profesional entregado al cuidado de la espalda, y, por lo tanto, al de la salud integral, es que lo que cuenta el European Journal of Pain tiene una lógica. Ya sabéis que para la quiropráctica la espalda es la línea de la vida y la salud y sus dolencias están interrelacionadas con otras molestias y patologías orgánicas. Además, otras cuestiones pueden resultar de sentido común.

dolor_de_espalda_1

Por ejemplo, al asociar obesidad y dolor de espalda, cuando una persona con un índice de masa corporal que conlleva unos indicadores de claro riesgo cardiosaludable tiene un infarto, una embolia, es seguro que esa persona padece de la espalda por el sobrepeso.Los kilos de en una proporción desmesurada le impiden practicar deporte y una cosa lleva a la otra. La vida sedentaria es otro factor de mortalidad y la inmovilidad produce dolor de espalda. Es un circulo vicioso.

Si hablamos del estrés, ocurre lo mismo. La ansiedad prolongada y no tratada en espacios de tiempo muy amplios es un factor de riesgo muy importante para la salud en general. Aquí está otra vez el asunto de la mortalidad. Los orígenes nerviosos de la lumbalgia están demostradísimos, siendo uno de los factores principales. Me pongo nervioso, me duele la espalda. Me duele la espalda y me pongo nervioso. A unos niveles muy altos, es un cocktail muy nefasto para la salud.

Así pues, nada de alarmismos: dieta mediterránea baja en calorías, sin grasas ni azúcares, ejercicio moderado según nuestra edad y capacidad física y quiropráctica como cuidado integral para la espalda.

ata poouramini 3

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor del libro “Tú eres tu medicinaEs orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *