Doctor, soy deportista ¿Me puedo aumentar el pecho?

Jordi Mir, cirujano estético de Clínicas Dorsia responde a las preguntas frecuentes sobre deporte y mamoplastia

Es un mito sin fundamento que las deportistas de élite no se pueden aumentar el pecho.

Así de rotundo se muestra el doctor Mir, encargado de operar junto a su equipo de Clínicas Dorsia a tenistas que compiten al más alto nivel, profesionales del bodybuilding y de fitness. En estos casos, puntualiza, se trata de aplicar cada técnica a cada necesidad.

El trabajo físico de cada paciente determinará no sólo la posición, sino también el tipo de prótesis a elegir, así como el tiempo del postoperatorio y los cuidados requeridos durante el mismo.

En este sentido, tienen especial importancia a aquellas disciplinas en las que el grueso de la actividad se deposita en los músculos del tren superior, donde se realiza la intervención. Hablamos de la musculatura que se encuentra desde el fin de la zona abdominal hacia arriba y que trabajan intensamente nadadoras y tenistas.

Tomando estos dos deportes como ejemplo, el cirujano explica que, frente a lo que se piensa, la colocación de la prótesis es también subpectoral , es decir entre los músculos pectoral mayor y menor, que se encuentran entre la glándula mamaria y las costillas.

 

 

No es necesario, puntualiza, la disposición subglandular del implante (sobre el músculo), sino aplicar el procedimiento adecuado. Así, explica que “La posición del músculo pectoral mayor se cambia en casos seleccionadospara mejorar la cobertura del cuadrante infero-interno mediante una avance distal que pretende mejorar el rippling -las posibles  arrugas en la piel tras la mamoplastia-“.

Tenistas, jugadoras de badminton, y otros tipos de deportistas tendrán que esperar ocho semanas de vigilancia postoperatoria para poder descartar cualquier riesgo. Las nadadoras deberán, advierte el cirujano de Dorsia, realizar una incorporación progresiva, “al principio rotaciones incompletas sin resistencia, después rotaciones completas sin resistencia, y finalmente empezar con series cortas ya con resistencia”.

Otros deportes, caracterizados principalmente por el impacto, como pueden ser el running, el patinaje o el baile precisan de mayor tiempo de observación, unas doce semanas.

Para el resto de mujeres que practican deporte y/o que han sido intervenidas en una cirugía de aumento mamario con colocación subpectoral del implante, la recomendación general del postoperatorio es de 5-7 días de reposo con poco movimiento de brazos y 2-3 semanas sin coger peso.

Prótesis y sujetador

Las prótesis son un motivo muy recurrente de consulta. A las pacientes, explica el doctor Mir, les preocupa no sólo la forma, sino también la seguridad y la capacidad ergonómica de las que van a elegir para la intervención.

En este sentido, si hay un tipo de mujer que se ha visto beneficiada por los últimos avances tecnológicos en la fabricación de implantes ha sido la mujer deportista. Hay dos productos novedosos que han irrumpido en el sector y con los que ya cuenta Clínicas Dorsia que están especialmente preparados para satisfacer esta demanda.

B- Lite, de un lado, se presenta como la marca de implantes para mujeres deportistas, por su poco peso, un 33% , y sus resultados en voluminización. Motiva Ergonómicas, la última novedad, cumple dos requisitos para atletas, deportistas profesionales y aficionadas.

De un lado, la capacidad ergonómica, que se adapta a la forma en movimiento, explica Mir, y del otro su superficie nanotexturizada, que es garantía de seguridad a la hora de disminuir la incidencia de seromas -posible acumulación de líquido-. Además, muy importante en estos casos, se reduce el tiempo de cicatrización.

Todas las mujeres que practican deporte y se han sometido a un aumento de mamas deben hacerlo con sujetador.

Con esta advertencia por delante, el experto recomienda, por último,  que se busque una prenda con mayor resistencia. Si no se encuentra algo específico, Jordi Mir aconseja un buen sujetador deportivo, pensado en muchos casos para mujeres operadas de pecho, ya que, afirma, hoy en día, el número de pacientes que se han realizado esta intervención es muy alto.

 

Jordi Mir es cirujano estético en Clínicas Dorsia

Imágenes: Pinterest

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *