Diferencias entre tener un paro cardíaco o un infarto

Aunque similares, el paro cardíaco y el infarto no son lo mismo: pocos días después de la conmemoración del Día Mundial del Corazón -el 29 de septiembre- bien vale la pena aclarar ambos conceptos y conocer sus diferencias.

Básicamente, el paro cardíaco es la detención del corazón que se produce de forma inesperada y lleva a una muerte súbita, o bien como resultado de una enfermedad en su etapa final. Entre sus causas más frecuentes se cuentan la fibrilación ventricular o la asistolia, que hacen que el órgano deje de latir. Pero también puede ocurrir que sea, precisamente, resultado de un infarto o ataque cardíaco.

El infarto, por su parte, es cuando se obstruye de manera repentina una arteria coronaria, lo que reduce y limita de forma parcial o total el flujo de sangre oxigenada a alguna parte del músculo cardiaco y genera un déficit de oxígeno que limita su funcionamiento normal, fenómeno que se lo denomina isquemia.

infarto

Ahora bien, si el flujo de sangre oxigenada no retorna con rapidez, esa parte del músculo comienza a morir y deja de moverse, lo que puede llevar a complicaciones más serias como la insuficiencia cardíaca y arritmias o fibrilación ventricular.

Síntomas de un ataque cardíaco

  • Dolor en el pecho, que suele ser descrito como una opresión precordial, localizada por lo general del lado izquierdo, lo que ocasiona incomodidad y malestar que puede durar unos minutos o desaparecer y volver.
  • Molestias en uno o ambos brazos, espalda, cuello, mandíbula y/ parte alta del abdomen.
  • Suele venir también con sudoración fría y abundante, náuseas, vómitos y dificultad para respirar.

Será esencial entonces reconocer de inmediato los síntomas y llamar a los servicios de emergencia de manera inmediata, ya que se podría salvar la vida y limitar el daño final del corazón. La rápida llegada de la ambulancia, en lo posible antes de que el paro cardíaco haya ocurrido, es esencial para una mayor supervivencia.

Imágenes: mejorconsalud.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *