Dieta del verano: consejos para mantener la figura

Con la operación bikini conseguiste adelgazar esos kilitos de más y ahora que llega el verano ¿Vas a recuperarlos? Atenta al manual para mantener el peso a raya.

Este verano ¡ni un gramo de más! Tras meses a dieta y sin abandonar tus rutinas de ejercicio, llegan las vacaciones y con ellas, el chiringuito, la playa, los mojitos… Cada año sucede lo mismo, pisas la arena estupenda y cuando toca volver a la oficina lo haces acompañada de esos kilitos perdido y con alguno de regalo.

El sedentarismo, los caprichos y la falta de rutina se apoderan de nosotras y nos hacen olvidar los hábitos aprendidos en nuestro día a día. Sin embargo, mantener el peso en verano es posible ¿Cómo? Atenta a la hoja de ruta que nos ha trazado Néctar Salud para no ganar ni un kilo de más tras la operación bikini:

  1. Un capricho es ocasional: es importante tomar conciencia de lo que comemos o al final acabamos convirtiendo ese “extra” en algo normal. Un capricho no hace daño pero si sabes que vas a pasarte, deberás compensar al día siguiente. “Controlar lo que se come y sólo hacer excepciones de vez en cuando es el único modo de mantener el peso en verano” recuerda el Dr. José Cordero, director médico de Néctar, Salud en Positivo.
  2. Fruta como tentempié: para saciar el apetito la forma más saludable de picar entre horas es con la fruta. Las cerezas, la sandía, el melón… son muy sabrosos y además refrescantes. Opta por frutas como el melocotón para combatir el estreñimiento típico del verano.
  3. ¡No te tumbes!: de la playa se puede disfrutar tumbándose al sol sin hacer nada o haciendo deporte sin darse cuenta. Aprovecha todos los beneficios de la arena, del agua, del aire libre para estar en forma. Caminar por la orilla, jugar a palas, bucear… son alternativas muy placenteas que ayudan a tonificar los glúteos y los muslos.
  4. Beach running: si eres una aficionada a correr, no abandones en verano. Mantén tu rutina diaria y cambia de escenario. Puedes hacer running por donde quieras así que no olvides meter en la maleta tus deportivas. En la playa también puedes quemar calorías y grasas sin mucho esfuerzo.
  5. Disfruta y ¡ríe!: no hay manera más placentera de quemar calorías que mediante la risa ¿Sabías que al reír se mueven hasta 400 músculos?, así lo confirman varios estudios. Pero además, por cada 10-15 minutos de risa puedes quemar hasta 40 calorías.

Imagen: Corbis

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *