Dependiente emocional: ¿Cómo saberlo?

 

¿Cómo saber si eres dependiente emocional?

 

La dependencia emocional puede considerarse un trastorno y se caracteriza por una necesidad excesiva de cuidado.

Produce un comportamiento sumiso y un gran miedo a la separación.

Incide no solamente en la relación de pareja, sino con todo el entorno: amigos, familiares…

Las relaciones se vuelven conflictivas y de carácter adictivo.

 

Entre varios factores se destaca un entorno familiar problemático que produce carencias en la persona y necesidades de afecto exacerbadas.

Algo detonante para este tipo de conducta es la inseguridad extrema y la inmadurez emocional.

 

 

Señales que me ayudan a identificar la dependencia emocional

Expertos en el tema han juntado una serie de síntomas que hombre y mujer pueden identificar como los primeros signos hacia ese trastorno.

Algunos de ellos son:

  • Dejar la toma de decisiones en manos de otros.
  • Justificar abusos psicológicos o sexuales.
  • Constante búsqueda de aprobación sobre decisiones.
  • No saber cómo terminar una relación que se está tornando conflictiva o tóxica.
  • Acercarse a personas poco confiables, o emocionalmente limitados.

Una característica muy clara de estas personas es que debido a su gran necesidad de afecto, se involucra, rápidamente y de forma muy intensa, con cualquier persona que le manifieste interés.

También idealizan mucho al otro hasta el punto de borrar sus cualidades y atribuirle imaginarias.

 

Su vida es una montaña rusa de emociones y terminan muy desolados y hasta deprimidos si la relación sea cual fuere con la persona termina, o la persona se aleja.

 

 

Tratamientos para la dependencia emocional

Se tratan como cualquier otro trastorno mental.

El primer paso para poder recibir ayuda psicológica es que la persona admita su problema.

l profesional debidamente capacitado para ello, además de la terapia, le puede recetar fármacos si la persona lo necesita.

La terapia cognitiva conductual y el aprendizaje de herramientas sociales, suelen ayudar a superar el problema rápidamente.

Si el problema es más agudo, la terapia y los fármacos van a lograr que el problema sea superado.

Recuperará su autoestima mejorará la interacción social con las personas y con su entorno.

Claves para superar la dependencia emocional

  • Céntrate más en ti, deja de estar pendiente de que dirán o pensarán los demás.
  • Aprende a estar bien contigo mismo, para poder estar bien con los demás.
  • Desarrolla mejor la autoestima, invierte en tu desarrollo personal y tu propio crecimiento para aumentar la confianza en ti.
  • Aprende a vivir de una manera madura y sana, cuidándote, mimándote.
  • No sientas pena en buscar ayuda si crees que solo no puedes lograrlo.

 

Lo más importante es estar sano, emocionalmente equilibrado, y en paz.

 

 

 

 

Imágenes: La mente es maravillosa,PsicoActiva.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *