Cuándo reemplazar la almohada para no dañar tu salud

Dañar nuestra salud es más fácil de lo que pensamos. Por ejemplo, ¿quién diría que no cambiar la almohada frecuentemente puede tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo? Quizás es que las redactoras de Nosotras.com somos un desastre pero tan sólo cambiamos la funda de la almohada de la misma manera que renovamos las sábanas o la colcha. Lo que viene siendo la almohada en sí, no la reemplazamos durante años hasta que vemos que está inservible y demasiada vieja. Pues bien, parece ser que ¡estamos cometiendo un gran error!

Conservar durante mucho tiempo la almohada puede llegar a dañar gravemente nuestra salud por varios motivos. En primer lugar, cuando llevamos tiempo utilizando una misma almohada, ésta deja de aportar la misma comodidad que cuando era nueva y nuestra espalda puede llegar a notarlo aunque Nosotras no seamos conscientes de ello.

En segundo lugar, la almohada que tan cariñosamente abrazamos cada noche puede contener bichitos, suciedad, ácaros del polvo… Con los que suponemos que no queréis compartir cama. En este sentido, pues, es importante cambiar la almohada frecuentemente.

dormi-almohadaAdemás, otro motivo por el que debemos reemplazarla frecuentemente es que nuestra almohada se va empapando de sudor, grasa e incluso células muertas de nuestra piel que, aunque a simple vista no pueden verse, pueden llegar a provocarnos acné por lo que, en vez de gastar tanto dinero en cremas, vamos a intentar evitar los factores que nos lo provocan.

Así pues, para cuidar nuestra salud ¿cada cuando deberíamos reemplazar nuestra almohada? Al parecer, lo adecuado para nuestra salud es no dormir más de seis meses con la misma. Sin embargo, una buena opción para no tener que comprar almohadas cada seis meses es meterla en la la secadora durante media hora y, de esta manera, conseguiréis eliminar la porquería que se haya acumulado. Aún así, si os decantáis por comprar una nueva, escoged una almohada que cuando os tumbéis rellene el hueco entre vuestra cabeza y vuestros hombros para evitar dolores de espalda innecesarios. Además, como consejo complementario, si soléis dormir boca arriba o boca abajo necesitaréis una almohada delgada para desequilibrar lo menos posible la columna vertebral. En cambio, si dormís de lado, el grosor de la almohada es menos importante.

Para terminar, en lo que a material se refiere, no es importante para la salud que una almohada sea de plumón, de espuma o de gel si no que es más bien una preferencia personal.

Imágenes: Pinterest

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367