Consejos para prevenir las manchas en la piel

Los dermatólogos advierten que la exposición directa al sol genera problemas en la piel como enrojecimiento, sequedad, aspereza, descamación y sobre todo la aparición de manchas en la epidermis, también conocidas como melanomas ¿Cómo prevenirlas? Nosotras te damos unos cuantos consejos. ¡Atenta!

La aparición de manchas, la mayoría de las veces, no supone un problema médico grave, pero sí que afecta a la apariencia, y si no se previenen y cuidan pueden agravarse en un futuro.

Entre las más comunes destacan las pecas (lunares de color café oscuro), los lentigos solares (manchas marrón en áreas expuestas), el melasma o paño, las manchas blancas y la dermatitis Berlouve (mancha café claro). Esta última aparece cuando algún cítrico (limones, naranjas, etc.) entra en contacto con la piel y esta se expone al sol. (GCA)

¿Qué cuidados debemos aplicar?

Nosotras te recomendamos una serie de cuidados sencillos y efectivos para prevenir esas manchas que pueden resultar preocupantes, pero que son fáciles de evitar si seguimos los consejos adecuados.

Evitar la exposición al sol de las horas punta de 12 a 16 ya que, a esas horas los rayos caen en forma perpendicular y la radiación que emana afecta a la piel de forma inmediata.

Conjunto de productos fotoprotectores

Aplicar un fotoprotector de factor alto unos 15 o 20 minutos antes de la exposición al sol.

Proteger con especial atención la cara y los ojos.

Combinar sol y sombra, no abusar de pasar largas horas bajo el sol. Usa sombrilla y también intenta llevar una pamela o un pañuelo para la cabeza.

Conjunto de productos para aplicar después del sol

Aplicar un after-sun después de la exposición solar. Ayuda a calmar la piel y refrescarla.

No usar colonias antes ni después de tomar el sol. Puede perjudicar la epidermis.

En el caso que hayas seguido todos los procesos de precaución posibles para evitar las manchas, si aparecen algunas o las que ya tenías se enrrojecen e irritan deberás acudir al dermatólogo o al médico de urgencias. Pero nunca aplicar un producto sin conocimiento de causa.

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *