¡Consejos para NO engordar este verano!

¿Sabes cuáles son los alimentos más indicados para esta época del año? ¡Descubre con Nosotras cómo cuidar tu alimentación en verano!

En verano, el sol, el calor y el cansancio físico de tanta playa y tanto trasnochar hace que necesitemos modificar ligeramente nuestra dieta. Aunque a veces lo mejor del verano sean esos atracones de comida que nos damos, lo cierto es que lo mejor para nuestro cuerpo no son precisamente las tapitas acompañadas de una cervecita.

¡Sigue leyendo y descubre cuáles son los alimentos más saludables para estos meses de verano para ti y el resto de tu familia!

El gazpacho es uno de los platos estrellas del verano, y un claro ejemplo de lo que es la dieta mediterránea. Un alimento a base de verduras y aceite de oliva que aúna en si mismo todas las necesidades nutritivas: refrescante, ligero y rico en vitaminas. Además es fácil de hacer ¡y está buenísimo! Si no te gusta el gazpacho, puedes decantarte por las variadas sopas frías y cremas que existen en el mercado, como por ejemplo el ajoblanco malagueño o la vichyssoise.

Las ensaladas, fresquitas y sabrosas, son también otro «básico» dentro de nuestra dieta veraniega y con el que podemos ser muy creativos ya que podemos echarle prácticamente de todo. Fáciles y sencillas de preparas, puedes incluso llevártelas a la playa. Si por ejemplo, le echamos zanahoria, ayudaremos a que nuestra piel se ponga morena antes. Para tener un alimento aún más completo podemos añadirle vitaminas en forma de queso, pollo, huevo o atún.

La subida del mercurio hace que perdamos muchos líquidos; por ellos la hidratación es muy importante. Bebe al menos dos litros de agua al día, a parte de ingerir productor frescos que aportarán una gran cantidad de agua en tu organismo. También es recomendable beber zumos de frutas, tes fríos y deliciosos sorbetes.

Si no tienes problemas con tu peso también puedes disfrutar de la horchata, la leche merengada, los batidos naturales y los granizados. Eso sí, es muy importante dejar de lado el alcohol y las bebidas carbonatadas, pues consumirlas en exceso hace que nos deshidratemos.

La fruta es otro «básico» que no ha de faltar en tu nevera en verano. Todas las frutas son muy saciantes y además aportan a tu organismo muchísima agua. Lo más recomendable para esta época son las frutas de temporada, como el melón o la sandía.

Autor: Itziar Oteo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *