Consejos para evitar que comer sushi se convierta en una ruleta rusa

A muchas de nosotras nos gusta el sushi, un platillo que a pesar de tener una tradición milenaria se ha puesto muy de moda en los países occidentales ya que no estamos muy acostumbrados a comer pescado crudo (salvo que sea en ceviche) pero por sus combinaciones, presentación y forma de comerlo nos resulta irresistiblemente exótico.

Si decides aventurarte a preparar sushi en casa para tus amigos, o quieren ir a comerlo en algún restaurante de moda es súper aconsejable que sigas leyendo este artículo ya que si no quieres que tu tarde divertida termine en el hospital es necesario que conozcas las medidas necesarias para evitar que este exótico platillo oriental derive en una exótica infección que te hará pasar un muy mal rato.

Es curioso que un ser del tamaño de una cabeza de alfiler, como lo es el huevo de un parásito llegue a ocasionar daños tan graves que pueda mandar a la cama con fiebre a una persona de 2 metros, el responsable de estos efectos tiene un nombre: Anisakis.

A pesar de tener un nombre que podría servir para bautizar alguna discoteca, resulta sumamente perjudicial para la salud de los seres humanos, son infecciosos para los mamíferos marinos y los seres humanos pudiendo producir, en nuestro caso, anisakiasis.

La anisakiasis puede producir un fallo en nuestro sistema respiratorio que nos cierra la glotis y nos impide que el aire pase a nuestros pulmones, es lo que en términos médicos se conoce como choque anafiláctico, lo cuál provoca una sensación de que nos estamos ahogando.

¿Pero cómo se contrae una infección de este tipo?

Todo comienza como la canción de ‘La Sirenita’: bajo el mar, los huevos de anisakis se abren y los crustáceos se alimentan de sus larvas, estos crustáceos son devorados por calamares o peces y el parásito se aloja dentro del cuerpo del pez, puede ser en sus músculos, bajo la piel o en las visceras.

Entre las especies que con mayor frecuencia pueden contener este molesto inquilino en su intestino se encuentran: la sardina, bacalao, arenque, boquerón, salmón, abadejo, merluza, pescadilla, caballa, bonito y jurel.

Los anisákidos plantean un riesgo para la salud humana en dos sentidos: a través de la infección mediante gusanos al comer pescado no elaborado y mediante reacciones alérgicas a las sustancias químicas que los gusanos dejan en el pescado.

A nivel mundial los lugares donde se ha registrado un mayor número de anisakiasis son Japón (tras comer sushi o sashimi) aquí se registran el 95% de los casos, Escandinavia (hígado de bacalao), los Países Bajos (por comer arenques infectados y fermentados) y a lo largo de la costa pacífica de Sudamérica por comer ceviche.

¿Cómo puedo evitar que algo tan desagradable entre en mi organismo?

Debido a que las larvas del Anisakis sobreviven 50 días en el pescado guardado a 2 ºC, dos horas a -20 ºC, dos minutos a 60 ºC y dos meses en vinagre, es imprescindible asegurar su eliminación. Para ello, existen varios procesos que inactivan el Anisakis del pescado crudo, evitando así la ingestión de las larvas vivas por parte del hombre.

Una de las posibilidades para eliminarlo es congelar el pescado crudo a una temperatura inferior a -20ºC, durante las 24 o 72 horas previas a su consumo. Otra manera de acabar con el parásito es someterlo al calor: cocinar el pescado que se vaya a consumir a una temperatura que oscile entre los 55 y los 70 ºC. Por tanto, es seguro consumir productos ahumados en caliente y los pasteurizados, ya que producen la inactivación del parásito.

Si vas a preparar sushi o si lo comes en un restaurante asegúrate de congelarlo durante 24 horas a una temperatura igual o inferior a -20º , esto incluye a los productos de la pesca que han sido sometidos a un proceso de ahumado en frío en el que la temperatura central del producto no ha pasado los 60º.

Si quieres evitar cualquier mala pasada por parte de un delicioso rollito de sushi, sashimi o boquerón en vinagre te recomendamos que no te andes con medias tintas, o lo congelas a -20º por 24 horas, o de plano lo cueces a mas de 60º, de esta manera estarás segura que comerás sano y delicioso.

Aunque te tenemos la buena noticia de que investigadores españoles recientemente han patentado una ‘salmuera anti- sakis’, con tan altas concentraciones de ácido acético y sal que mata las larvas, pero en lo que nos enteramos de cómo y dónde se consigue, mejor implementa las soluciones que tienes a tu alcance.

Ver Más…

Ayúdales a crecer, técnicas pedagógicas para jugar con tu bebé

La dieta de los 12 puntos

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367