Consejos para dormir bien en verano

En verano, factores como la temperatura, la luz, el ruido o los cambios en las rutinas diarias, interfieren al momento de ir a dormir.

Uno de los trastornos más habituales suele ser el insomnio, que conlleva problemas asociados como fatiga, dificultad para concentrarse o alteraciones de humor.
Se estima que la calidad del sueño disminuye a partir de los 26 Cº. Una mayor temperatura corporal hace que el cerebro genere menos melatonina, que es la hormona que actúa como reguladora del sueño.

 

¿Qué hacer para dormir mejor en el verano?

  • Prepara la habitación: Ventilar antes de ir a dormir y renovar el aire abriendo las ventanas es una buena opción. Puedes colocar un ventilador o aire acondicionado, pero no lo utilices durante toda la noche.
  • Prepara un acondicionador casero: Coloca en un recipiente poco profundo piedras de hielo, colócalo frente a un ventilador. Cuando el agua comienza a derretirse crea vapor frío.
  • Usa ropa de cama fresca: Es preferible el algodón, pues contribuye a que la piel transpire mejor.
  • Cenar ligero: Evita las grasas, lácteos y picantes. Elige platos ligeros como ensaladas, cremas, frutas. Una cena pesada, puede impedirte dormir bien. Ten en cuenta de hacerlo temprano para poder hacer la digestión antes de meterte en la cama.
  • Apaga los dispositivos electrónicos: También debes desenchufarlos, ya que desprenden calor incluso si están apagados.
  • Mantén las luces apagadas: Las bombillas de luz, incluso las que promueven el cuidado del medio ambiente calor. Aprovecha las horas de luz natural y mantén los cuartos frescos utilizando la mínima iluminación artificial.
  • Baja la temperatura de tu cuerpo: Puedes colocar compresas frías en las muñecas, entrepierna, detrás de las rodillas o en los codos, zonas en las que se concentra el calor.
  • Reduce la deshidratación nocturna: Bebe suficiente líquido durante el día, para no deshidratarte y evitar dolores de cabeza antes de ir a dormir. Puedes agregar infusiones frías o zumos de frutas naturales a tu día a día.
  • Practica deporte en las mañanas: Modifica tus horarios en los meses de verano. El deporte genera un aumento de temperatura interna. Recuerda hacerlo a otras horas para poder descansar mejor en la noche.

Sigue nuestros consejos para descansar y afrontar tus días ¡Llenos de energía!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *