Consejos para disfrutar del verano sin kilos de más

Ya estamos en pleno verano y no siempre es fácil pasarlo sin ganar algunos kilos extra.

En esta época cargada de tentaciones, será de utilidad conocer los consejos de especialistas para disfrutar de este momento tan atractivo del año, sin kilos de más.

Para empezar, habrá que asegurarse hacer de cuatro a cinco comidas al día y con porciones limitadas. En este sentido, habrá que seguir la sabiduría de la naturaleza y escoger los alimentos de temporada, ya que serán los más frescos, nutritivos y refrescantes para pasar estos días de calor.

Las frutas, por caso, aportarán agua en cantidad además de nutrientes, esencial para mantenernos hidratados y saludables. Recomendamos añadir a nuestra dieta frutas como melón, sandía o piña.

Es el momento ideal para los batidos y licuados naturales, para las ensaladas frescas, las frutas y los platos saludables fríos.

 

 

Para el desayuno, un yogur desnatado, fruta, hidratos de carbono -especialmente en forma de granos y cereales integrales- y/o una infusión. La fruta también se puede tomar en batido, sea con leche desnatada o con agua.

Ya para las comidas, las recetas tipo ensaladas, de todos colores, con vegetales de hoja verde, vegetales crudos y con algo de proteína -puede ser huevo cocido, pollo o pescado, frutos secos o quesos desnatados- serán las estrellas.

En cuanto a los aliños habrá que ser muy medido y optar por lo natural. El aceite de oliva virgen o de otra variedad vegetal será lo más adecuado. Eso sí, ¡solo una cucharada!

El clásico gazpacho, por su parte, es una opción siempre bienvenida, más si es casera.

Si bien cuando uno está en casa puede cocinar fresco y casero, cuando se sale de vacaciones a otro lugar esto se complica. En este sentido, se recomienda optar por las variedades más naturales posibles dentro del menú, tales como los platos cocinados a la plancha, optando por carnes magras o bien por pescados con acompañamientos saludables como ensaladas o purés de verduras.

Habrá que tener cuidado con las salsas, el pan y las bebidas. Si no son las adecuadas, pueden sumar calorías vacías de manera innecesaria.

Con el calor, muchos se ven tentados por los refrescos o por la cerveza con alcohol, pero cualquiera de estas dos alternativas son conocidas por sus calorías vacías y por otros efectos no deseados en el organismo. El agua será siempre la mejor forma de hidratarse.

Hay una tentación que va mano a mano con el verano, los helados. Tranquila, no será cuestión de suprimirlos, pero sí de consumirlos con moderación. Otra buena idea será probar con hacerlos de forma casera, con frutas y lácteos ¿Por qué no?

Sin duda, una buena idea para hacer algo distinto en vacaciones junto a los más pequeños de la familia.

¡Disfruta del verano cuidándote!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *