Consejos para comer de manera más saludable, también los fines de semana

Una alimentación sana y equilibrada debe ser parte de la vida diaria, pero con frecuencia es más difícil mantener los buenos hábitos durante los fines de semana, ya que suelen ser días de eventos, salidas a comer fuera, entre otras tentaciones.

En esta ocasión, repasamos algunos consejos para comer más sano, también los fines de semana.

Toma nota entonces de las siguientes sugerencias, pero no tener que arrepentirte luego:

  • Procura siempre escoger opciones que estén preparadas al vapor, al horno o a la plancha. Evita los fritos, capeados o empanados, ya que sumarán grasas y calorías innecesarias.
  • Trata de consumir antes un caldo o una ensalada fresca, ya que estos alimentos aportan fibra -además de nutrientes-, por lo que te darán sensación de plenitud, dejando menos lugar para los alimentos menos saludables.

 

 

  • Al momento del postre, escoge fruta fresca u opciones lights, como yogures o similares. Si vas a comer, en cambio, un helado o pastel, compártelo con alguien, así podrás disfrutar de algo rico sin consumir en una gran cantidad.
  • Come siempre despacio y a consciencia, para evitar así comer de más y dar a tu cerebro el tiempo necesario para enviar la señal de que ya estás satisfecho. Recuerda que no siempre es necesario terminar todo, en ocasiones, los platos que se sirven son grandes y exceden la porción recomendada.
  • Trata de respetar las horas de las comidas. Si sientes apetito, entonces recurre a tentempiés saludables como puede ser una porción de fruta o de hortalizas frescas y orgánicas.
  • Para la bebida, pide agua o un zumo natural. Recuerda que las bebidas gaseosas o los zumos industriales contienen cantidad excesiva de azúcar y, en consecuencia, calorías innecesarias.
  • Presta siempre atención a tu apetito y no comas solo porque está rico. Si has ido a comer afuera y te apetece, puedes pedir llevarte lo que sobre para comer luego, pero no comas de más.
  • Si tienes algún cumpleaños o evento social, podrás darte algún capricho, pero asegúrate de cuidar las porciones. Un poco de tarta o unos bocados dulces no te harán mal. Si te excedes, podrás estar echando por tierra todos tus esfuerzos del resto de la semana.
  • Recuerda la importancia del desayuno. Come sano y variado y así te asegurarás estar satisfecho por unas cuantas horas para evitar el picoteo entre éstas.

Imágenes: Pinterest, Self

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *