Cómo gestionar críticas negativas en tu trabajo

 

¿Recibes críticas negativas en el trabajo? Os damos algunos consejos para gestionarlas mejor. 

 

Uno de los ámbitos en los que más tiempo pasamos en el día -y será así durante casi toda nuestra vida-, es el laboral.

Nuestro trabajo es la fuente de ingresos de la que vivimos, gracias a la cual podemos establecer los gastos del día a día, pagar nuestra casa y hacer la lista de la compra.

 

Eso es algo que tenemos que tener claro, que es un instrumento para un fin, y que no debe afectarnos mucho más allá.

Sin embargo, como pasamos al menos ocho horas de veinticuatro en nuestro puesto de trabajo, es normal que de vez en cuando haya fricciones.

 

Por eso, tenemos que saber cómo gestionar las críticas que no son tan buenas en el ámbito laboral, ya vengan de parte de un superior o de nuestros propios compañeros de trabajo.

 

 

 

 

 

 

Asume lo que puedas cambiar. 

No puedes cambiar esa crítica terrible que te ha hecho daño, pero sí la manera en la que puedes gestionar este asunto.

Asume que puedes cambiar tu manera de sentir en este campo, y que no tienes por qué revelarle a esa persona que tiene el poder de hacerte sentir mal.

Intenta cambiar la manera en la que esto te afecta para no llevártelo a casa.

 

 

Haz que tu autoestima permanezca intacta.

Es muy fácil que las críticas nos hagan sentir mal y eso haga que nos planteemos incluso si somos válidos para este cometido.

La respuesta es sí. Tu autoestima es lo más importante.

 

 

 

 

 

 

 

 

No te tomes todo a pecho.

Sí, es difícil, pero con un poco de trabajo no será imposible.

Deja que solamente te afecte aquello de las personas importantes para ti.

 

 

Apunta lo que puedas mejorar.

Las críticas constructivas son fenomenales para que nuestro rendimiento laboral y nuestro crecimiento personal vayan unidos, y podamos mejorar como personas y como profesionales.

Por eso, si alguien te hace una crítica negativa que por qué no, te duele en tu orgullo.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, pixabay 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Lo importante es también trabajar en la forma de la que se comunica en empresa. Es muy importante que toda la comunicación en trabajo sea lo más profesional posible. En muchos casos es bien recomendable que se use herramientas ágiles como por ej. kanbantool.com/es que pueden ayudar también a repartir las tareas y trabajo y permiten seguir el progreso de trabajo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *