Cómo evitar el dolor de rodilla cuando hacemos deporte

Las consultas por dolor de rodilla están aumentando de forma llamativa en los últimos años, sobre todo entre las personas jóvenes. El motivo: la práctica deportiva indiscriminada. Con indiscriminada quiero decir que cualquier persona de distintos pesos, edades y condiciones físicas, de pronto, tras largos periodos de inactividad, se lanzan a correr o a levantar pesas, entre otras actividades.

Las articulaciones sufren mucho este tipo de circunstancias. Antes eran las personas más mayores o las afectadas por la artrosis, artritis o algunas lesiones quienes acudían con este problema. Sin embargo, hoy en día quien más quien menos ha oído hablar de la crondomalacia rotuliana o tiene molestias o dolor de rodilla.

Tenemos que tener en cuenta que la rodilla sufre impactos repetidos de intensidad media cuando corremos. Si lo hacemos bien, es decir, si sabemos pisar, la carga del peso es equilibrada y, sobre todo, si vigilamos el sobrepeso, habremos evitado muchas lesiones. Es necesario, pues, aprender a correr. Hay que asesorarse con un entrenador o un experto en educación física y también, si es posible, realizarse un estudio de la pisada. Éste determinará nuestra manera de caminar y el tipo de plantilla o zapatilla que deberíamos llevar si nos vamos a tomar en serio lo del running.

Sobre esos kilos de más, lo primero es perderlos o comenzar por otro tipo de deporte. No podemos someter a la rodilla a ese esfuerzo, a traumatismos directos que se van multiplicando por el peso del sujeto. La posibilidad de lesión grave es exponencial a los excesos en la báscula.

Otro consejo: calienta antes de correr. Es un clásico comenzar por el ejercicio cardiovascular en el gimnasio. No, estira bien en suelo y con los ejercicios básicos para poner todo el cuerpo a punto. Empieza después a caminar muy suave y ve subiendo de intensidad. No te confíes por ser más o menos experta. Ten en cuenta que a veces el ejercicio se realiza después de una larga jornada de sitting, es decir, lo opuesto, la falta de movimiento. La inmovilidad es tan mala con el impacto repetido: nos hace perder flexibilidad y resistencia.

En cuanto a la ya famosa crondomalacia rotuliana, hablamos de un diagnóstico que consiste en la degeneración del cartílago articular que recubre la rótula, en la zona interior donde se articula con él fémur. Se llega a ella después de someter a la rodilla a un sobreesfuerzo continuado y se caracteriza por dolor en la cara anterior de la rodilla que cede con el reposo.

Además de educación para el deporte, os recomiendo que para el dolor de rodilla o molestias similares toméis suplementos de colágeno o bien alimentos ricos en esta sustancia. Las gelatinas son uno de ellos. Ante dolor y molestias constantes, las pruebas diagnósticas y la manipulación del especialista serán el preámbulo para un tratamiento.

La medicina regenerativa, basada en las infiltraciones de material autógeno, como plasma rico en plaquetas, además de otras substancias como ácido hialurónico, supone un gran beneficio y ofrece resultados más que positivos. También es necesario citar aquí Ortokine, el suero ya famoso por su uso generalizado entre las estrellas del deporte, además de los ensayos con verdaderas células madre. Mi ámbito, la quiropráctica trabaja en la prevención, la higiene postural y el equilibrio. Sirve de ayuda también contra el dolor.

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor del libro “Tú eres tu medicina.Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest
 

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367