Cómo disminuir la retención de líquidos

Retener líquidos nos hace sentir hinchadas e incómodas, pero este padecimiento puede corregirse con algunos oportunos cambios de hábitos.

Muchas de las cosas que hacemos día a día influyen en que retengamos líquido. Esta condición puede hacer que nos sintamos hinchadas, incómodas e incluso más pesadas de lo que deberíamos, por eso resulta importante revisar nuestros hábitos para modificarla y sentirnos mejor.

Para comenzar, si quieres controlar la retención de líquidos es importante que moderes el consumo de sal en tu dieta, pues esta es una de las principales razones por las que no desechamos los líquidos como esperamos. Además de echar menos sal en tus comidas, evita también los embutidos, los encurtidos y los productos deshidratados, normalmente muy ricos en sodio, que favorecen la retención de líquido.

Al contrario de lo que piensas, no es recomendable jamás reducir tu ingesta de agua, sino al contrario. Beber pocas agua es una de las responsables de la retención de líquidos, aumenta tu ingesta a al menos 8 vasos de agua y notarás como comienzas a ir mucho más al baño.

Comer más alimentos ricos en potasio es también importante para moderar la retención de líquidos, pues este mineral favorece su eliminación de forma efectiva. Además es conveniente aliarte con alimentos diuréticos como la piña, los espárragos, el perejil, la sandía o el melón, que aumentarán los niveles de agua en tu cuerpo favoreciendo su eliminación.

Por último no olvides la importancia de hacer ejercicio para controlar la retención de líquidos. Una vida sedentaria favorece esta condición, mientras que mantenerte activa te ayudará a eliminar líquidos mediante la sudoración y mantener tu cuerpo y órganos saludables.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *