¿Cómo detectar la manipulación emocional?

Todos hemos sido víctima de la manipulación emocional en un momento u otro. Cuando eso pasa, uno siente que ha hecho algo que no quería hacer pero no sabe cómo ha llegado a ese punto, o simplemente no se siente bien haciendo algo que aparentemente ha decidido hacer por voluntad propia.

La manipulación emocional es una forma de violencia, ya que cuando uno manipula a otro rompe el respeto y la libertad de la otra persona para conseguir algo en su propio beneficio. Es una actitud egoísta. La mayoría de las veces la manipulación pasa desapercibida tanto para el manipulado como el manipulador, pero si entrenas tu conciencia puedes llegar a detectarlo.

manipulacion_emocional1

Éstas son las formas más comunes y evidentes de manipulación, después está la versión más sutil:

  1. El miedo: Es un arma muy eficaz para manipular a las masas. La publicidad y las autoridades políticas lo saben muy bien. También en muchas familias los padres negocian con los hijos en base al miedo: “si no te comes todo vendrá el coco y te comerá”, “si te vas de casa no vuelves”, “si te casas con ella me perderás como madre”.
  2.  La descalificación: Usada por personas agresivas o violentas, tienden a descalificar al otro mediante insultos cuando no consiguen lo que quieren: “Vas por muy mal camino, estás loca”; “eres un inconsciente y un inmaduro”, “eres la vergüenza de la familia”.
  3. La culpa: Un arma muy eficaz para la manipulación. La iglesia la usa mucho. Hacer sentir culpable a otra persona es eficaz porque lo deja en una situación vulnerable: “Tuve que dejar mis estudios por ti”, “Haz lo que quieras pero si me quisieras serías diferente”, “Con todo lo que hecho por ti”. En estos casos hay que hacerle saber a la otra persona que cada uno es responsable de sus propias decisiones, para bien y para mal.
  4. El victimismo: Dar lástima funciona como forma de obtener lo que queremos de los demás. Hacerse el enfermo o destacar lo mal que me va puede hacer que los otros se compadezcan de mí y me den lo que necesito.
  5. Información: La información es poder, eso es sabido por todos. Alguien puede querer sacarnos información para después utilizarla en nuestra contra. “Yo te cuento todo y tu nunca me cuentas nada, no confías en mi”, “Sabiendo cómo eres meterás la pata”, “Tu no has vivido nada, no se de qué te quejas”
  6. Sobreprotección: Es una estrategia muy típica de las familias. Sobreprotegen a los hijos para volverse imprescindibles y que siempre los necesiten. Se considera manipulación porque se coarta la independencia del individuo y en la etapa adulta se pueden tener dificultades de adaptación a nuevos entornos.

¿Cómo nos libramos de ser manipulados? Siendo conscientes. Entrenando nuestra capacidad perceptiva, aprendiendo a escuchar y a leer a los demás podemos detectar cuando alguien intenta darnos un mensaje subliminal. Detrás de toda manipulación hay frustración y dolor. Una estrategia para afrontarla puede ser preguntarle a la otra persona qué es lo que realmente le duele de nuestra actitud. Con esta pregunta ahondamos un poco más en el problema real y podemos llegar a una abordar el problema desde la honestidad, y no desde la mentira.

Imágenes: Google
porno HD Seks Sex izle porno

Autor: Ayelén Muzo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *