¿Cómo controlar los niveles de azúcar en sangre?

Las personas que sufren un elevado nivel de azúcar en sangre deben controlarlo constantemente porque puede tener graves consecuencias para su salud.

Los niveles saludables deben ser entre 80 y 100 miligramos por decilitro. La insulina es la hormona que regula la glucosa y que administra los niveles de azúcar en sangre. Las personas que sufren de diabetes no producen esta hormona o no crean una resistencia a la misma, lo que les dificulta el regular los altos niveles de azúcar en sangre.

 

Controles necesarios para conocer los niveles de azúcar en sangre

  • Es importante realizar los controles adecuados para saber qué nivel de azúcar en sangre tienes en el organismo, si estás dentro del rango normal o si tienes diabetes.
  • El control de glucosa lo debes analizar con tu médico para tener una idea clara como responde tu organismo, con esta información tu médico o dietista podrán implementar los cambios necesarios en caso de que los niveles no sean normales.
  • Los estudios de la glucosa se pueden realizar mediante un glucómetro o un estudio de sangre en el laboratorio.
  • Glucómetro. Debes pinchar el dedo de la mano con una aguja especial llamada lanceta para extraer una gota de sangre. En todos los medidores el nivel de glucemia aparece en forma de números en la pantalla. Debes consultar con el médico para saber los resultados y para que te enseñe a usarlo correctamente.

¿Cómo controlar los niveles de azúcar en sangre de manera natural?

  • Dieta reducida en dulces y carbohidratos refinados: Tu médico te va a recomendar una dieta específica, pero si tienes altos niveles de azúcar es bueno reducir la cantidad de carne, lácteos, pan blanco, arroz blanco, y alimentos azucarados.
  • Agrega alimentos ricos en fibra: La fibra con el agua logra reducir la absorción de la glucosa, por lo tanto, una dieta rica en fibras favorece la regulación del azúcar en sangre. Debes agregar verduras crudas, o cocidas como: espárrago, remolachas, nabos, calabazas, patatas, brócoli, lechugas, zanahorias y espinacas.
  • Trata de manejar el estrés y practica ejercicio diario: Cualquier actividad física es esencial para lograr una vida saludable y prevenir enfermedades.
  • Incorpora semillas de lino en tu dieta: Están compuestas por nutrientes fundamentales para tu buena salud como hierro, fósforo, magnesio, manganeso, Omega 3, fibras y proteínas. Puedes ingerir de 10 a 20 gramos de semillas molidas diarias, te vas ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre si la tomas en ayunas.

Es fundamental que controles tus niveles con frecuencia y consultar con tu médico o especialista ante cualquier duda.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *