¿Cómo aliviar los sofocos en la menopausia?

Los sofocos nocturnos son algunos de los principales síntomas que aparecen con la menopausia.

La edad media ronda entre los 48 a 50 años. Esta etapa se alcanza cuando han pasado más de 12 meses de la última regla.

 

Aquí se produce la ausencia de la secreción ovárica de estrógenos y algunas mujeres tienen pocos síntomas o ninguno, mientras que para otras son muy molestos y pueden interferir en calidad de vida.

Los ciclos menstruales suelen ser irregulares, pueden aparecer sudores nocturnos, problemas para dormir, sequedad vaginal, disminución de la libido o amenorrea.

Puede haber tendencia a engordar, y aparece obesidad en la zona del abdomen.

 

 

¿Cómo aparecen los sofocos y que hacer para aliviarlos?

Suelen comenzar como una repentina sensación de calor en la parte superior del pecho y de la cara.

Esa sensación de calor se disemina por todo el cuerpo y tiende a durar de 2 a 4 minutos.

En algunas mujeres ocurren síntomas que acompañan al proceso como: sensación de ansiedad, palpitaciones, escalofríos.

Puede ocurrir durante el día o durante la noche.

A veces puede ocurrir más de una vez por la noche, por lo tanto, se interrumpe el sueño y puede generar problemas de: fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse, y cambios de humor.

 

 

 

 

 

 

Para combatirlos

Habitualmente desaparecen después de algunos años, al tener síntomas leves no existe ningún tratamiento específico, a menos que los calores sean realmente incómodos.

 

Terapia hormonal sustitutiva (THS).

Aquí se administran estrógenos para combatir algunos síntomas de la menopausia.

Debe ser recomendado por un especialista y deben valorar si es el tratamiento adecuado.

Debido a sus efectos secundarios este tratamiento está indicado para periodos cortos, y en mujeres con síntomas de moderada a fuerte intensidad.

 

Fitoestrógenos.

Es una alternativa no hormonal para mujeres que no quieren tomar la terapia hormonal sustitutiva.

Las isoflavonas de soja ayudan a combatir los sofocos y otros síntomas de la menopausia, y apenas tienen efectos secundarios significativos.

 

Suplementos de melatonina.

Su producción va reduciéndose con la edad y la máxima secreción de esta hormona se produce a mitad de la noche.

Si tomas complementos de melatonina poco antes de irte a dormir, puede ayudar a reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño.

 

 

 

 

 

 

Otros consejos. 

  • Practicar ejercicio moderado todos los días.
  • Llevar una dieta saludable rica en calcio con lácteos y vegetales.
  • Evitar el café, el alcohol y el tabaco.
  • Controlar los niveles de estrés.
  • Una toalla húmeda y fría en el cuello puede aliviar los síntomas.
  • Si llevas una vida saludable, practicas ejercicio y comes sano, no necesitarás ningún tratamiento.
  • Si tienes dudas siempre consulta con tu ginecólogo.

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *