¿Cómo aliviar el dolor lumbar?

El dolor en la parte baja de la espalda es conocido como dolor lumbar o lumbalgia.

Puede ser leve o moderado hasta extremadamente agudo, incapacitando a la persona. El dolor se localiza la base de la columna, desde la zona de la cintura hasta los glúteos, donde el cuerpo sostiene la mayor parte de nuestro peso.

Se da por igual en hombres y mujeres, aunque es más frecuente entre los 30 y 50 años, ya sea por el envejecimiento, estilo de vida muy sedentario o por malas posturas.

¿Cómo aliviar el dolor lumbar?

  • Vigila tu postura: Es importante estar rectos cuando estamos de pie, caminando o sentados. Debemos estar atentos a la postura para evitar la rigidez del cuerpo.
  • Aplica calor o frío con una compresa: Es ideal usar hielo en las primeras 48 a 72 horas, para evitar la inflamación. El calor ayuda a relajar la zona afectada.
  • Usar calzado adecuado: Caminar con zapatos inapropiados puede producirnos dolor de espalda, debido al impacto de nuestros pies sobre el suelo. Es importante buscar un calzado que absorba este impacto o agregarle plantillas específicas. El alivio es muy notorio.
  • Tomar analgésicos: Si el dolor es intenso se puede recurrir a algún analgésico de venta libre como aspirina, ibuprofeno, o paracetamol.
  • Aplicar analgésicos de uso tópico: Se puede aplicar sobre la piel, en zona donde se localiza el dolor con un suave masaje Ayudará a relajar la zona de dolor.
  • Masajes: Masajear la zona puede ser una buena ayuda para aliviar el dolor lumbar, sobre todo si los músculos están contracturados y la zona muy tensa. Aplica una pomada de árnica a la vez que masajeas.
  • Evitar las actividades físicas en las primeras horas del dolor: necesitas descansar para disminuir la posibilidad de inflamación, luego sí, mantenerse activo.

 

 

Prevenir el dolor lumbar

  • Evitar malas posturas. Al caminar, intentar concentrarnos en llevar la espalda recta y los hombros ligeramente hacia atrás para evitar encorvarnos.
  • Tener cuidado al levantar peso, si tenemos que hacerlo debemos flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.
  • Realizar ejercicio con moderación, estirar y practicar un calentamiento adecuado antes de hacer la actividad para preparar el cuerpo.
  • Evitar el sobrepeso, la zona lumbar es la que carga con la mayor parte del peso de nuestro cuerpo. De esa manera estamos forzando nuestra espalda.
  • Manejar los niveles de estrés y ansiedad causantes de tensión muscular, que pueden derivar en dolores de espalda.
  • Vida sedentaria. Pasar muchas horas sentados o acostados en el sofá sin variar la postura puede llevarnos encorvar la columna, lo que terminará provocando un dolor de espalda.
  • Renovar el colchón. Dormir en un colchón viejo, trae como consecuencia que nuestra espalda no esté recibiendo el apoyo que necesita para un correcto descanso.

Cuida tu espalda y tu postura, ¡es fundamental para tu salud total!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *