Cómo afecta el calor a nuestro estado de ánimo

Las variaciones climáticas nos afectan, podemos pasar de estar de buen humor a al malo en cuestión de horas por motivo del clima y el tiempo. Según el profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles, hay personas que son más meteosensibles que otras. Quiere decir que ante cambios extremos de temperatura, como son las últimas olas de calor que podemos padecer en verano, hay personas que se pueden volver más impulsivas, inquietas y de peor humor que otras.

¿Pero anímicamente que nos provoca el exceso de calor? En cuanto cuestiones fisiológicas podemos sufrir vasodilatación, sudoración abundante y pérdida de líquidos y electrolitos a través de nuestra piel. Desde el punto de vista psicológico puede crear ansiedad y depresión. Un día simplemente malo puede convertirse en horrible debido a cómo nos afectan las altas temperaturas. De hecho,  los investigadores de la Universidad de California de Berkeley han sugerido que un calor extremo puede influir en un aumento de las incidencias de crímenes violentos.

Así-es-cómo-se-sienten-siempre-las-personas-con-ansiedad-4

Incluso hay psicólogos e investigadores que han estudiado como las altas temperaturas han provocado en gente con una sensibilidad más especial y al margen de otros factores también concluyentes, un aumento del índice de suicidios en primavera y verano. La mayoría de las personas se sienten cansadas ya agotadas por culpa del calor extremo.

Pero también hay que decir que un calor soportable y los climas templados hacen a las personas más felices. El que haya más exposición de luz solar, dicen los expertos que nos aporta mayor alegría. Lo mejor para combatir estos días de tanto calor y para que no te llegue a afectar demasiado lo mejor es seguir estas pautas:

mujer-ventilador

  • Comer alimentos con pocas calorías, ayudará a que te sientas menos pesada y agotada.
  • No ingerir alcohol.
  • Descansar más horas, nos ayudará a no sentirnos tan agotados. Aprovechar horas para dormir como por ejemplo la siesta, en vez de estar por la calle con mucha exposición solar.
  • Reducir las actividades físicas. Dejarlas mejor para primeras horas de la mañana o últimas de las tarde-noche.
  • Llevar siempre que puedas ropa ligera, eso ayudará.
  • Beber muchos líquidos. Aprovecha y toma zumos, smoothies y helados de hielo que te refresquen.

Con estos consejos podrás hacerle la guerra al calor . No dejes que el clima afecte a tu estado de ánimo.

Imágenes: medicinapreventiva, beevoz

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *