Claves para evitar que el sueño te ataque después de comer

Muchas veces tras una buena comida nos sentimos pesadas y, literalmente, a punto de caer rendidas del sueño. Pero evitar este desagradable efecto es posible siguiendo algunas recomendaciones.

Sentir pereza después de almorzar no suele ser un problema los fines de semana, pero cuando el deseo de dormir nos ataca en plena jornada laboral, descansar se hace imposible. Sin embargo es posible evitar esta pesadez con el fin de garantizar una tarde de trabajo provechosa y muy activa.

Para evitar el sueño después de comer resulta importante elegir almuerzos saludables que propiamente no sean pesados. La comida chatarra, los alimentos demasiado fuertes como los granos, los cocidos o los potajes muy calóricos suelen implicar que nuestro cuerpo debe esforzarse en gran medida para digerirlos, haciéndonos sentir pesados y cansados. Opta mejor por proteínas magras y vegetales y verás como el sueño vespertino desaparece.

También es conveniente evitar los platos llenos de harinas y carbohidratos. Por ejemplo tras una enorme pizza o un gran plato de pasta es normal sentir mucho sueño debido al alto contenido de azúcar y harinas, que causan somnolencia. Si optas por este tipo de comidas, evita entonces acompañarlas de un postre calórico o sentirás mucho cansancio.

Otros alimentos que conviene evitar son la comida chatarra, las frituras y por supuesto el alcohol, que suele causarnos sueño especialmente si es acompañado de una comida abundante. Además dar una vuelta después de almorzar podría ayudarte a despejarte y reducir el cansancio típico que viene después de la comida.

Opta por almuerzos nutritivos y ligeros y disfruta de una tarde mucho más activa y libre de cansancio.

Imagen: mujer linio

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *