Claves para asumir las traiciones en las amistades

¿Cómo aprender a asumir las traiciones de una amiga?

Cuanto antes aprendamos y asumamos que en la vida no todas las personas vienen a querernos y cuidarnos, mejor.

Al igual que no siempre nos portaremos 100% bien con todas las personas que nos rodean, hemos de saber que otras veces, serán incluso nuestros propios amigos quienes nos traicionen o nos hagan daño.

No hay que vivir con un miedo constante a que nos hagan daño o nos traicionen, pero si eso sucede, tenemos que tener la fortaleza mental no sólo de asumirlo, sino también ser capaces de elegir qué queremos hacer con algo así en nuestra vida.

 

A veces, todo pasa por algo.

Y así lo hemos de sentir, creamos en lo que creamos.

Cuando un amigo nos da una puñalada, puede que el mundo se nos venga abajo de repente.

Todo lo que sentíamos muere de repente, ¿qué podemos hacer?

Dejar de preguntarnos por qué sino para qué, con el fin de saber de qué manera ha sucedido esta traición.

 

 

 

 

No todos los amigos son para siempre.

Es así de duro, pero cuanto antes seamos conscientes, mejor elegiremos y cuidaremos a las amistades que nos queden.

No todas las personas a las que un día llamamos ‘amigos’ van a quedarse en nuestra vida.

Muchos serán de paso, otros nunca habrán sido amigos, y otros muchos encima, nos traicionarán.

Asume que esas personas jamás fueron amigos y que no lo volverán a ser.

 

 

 

 

Perdón, y tal vez olvido.

No hay que ser rencoroso en esta vida, al menos por una cuestión de salud mental, pero hay que tener memoria para saber en quién confiar o en quién volver a hacerlo.

Perdona las traiciones para no vivir con lastres, sean cuales hayan sido aquellos momentos malos.

Y después valora si te viene bien olvidar para que esa persona forme parte de tu vida o no.

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Pixabay

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *