Claves para alcanzar el bienestar: tu camino hacia la felicidad empieza…¡ya!

Todo momento es propicio para mejorar, es tiempo de abandonar la idea de que lo mejor está por venir y pasar tus días esperando que consigas un mejor trabajo o tener hijos o que tus hijos crezcan o comprar la casa o que vuelva tu ex novio o que ese hombre se enamore de ti para creer que eres feliz. La felicidad no será mañana, es ahora, es el camino que recorres para llegar. Es cada movimiento que haces.

Este es un buen momento para los cambios personales.

En realidad todo momento es propicio para mejorar, es tiempo de abandonar la idea de que lo mejor está por venir y pasar tus días esperando que consigas un mejor trabajo o tener hijos o que tus hijos crezcan o comprar la casa o que vuelva tu ex novio o que ese hombre se enamore de ti para creer que eres feliz. La felicidad no será mañana ,es ahora, es el camino que recorres para llegar. Es cada movimiento que haces.

Hay modos de comenzar a ubicarte frente a ti misma mejor con el objetivo único de acceder cada día a tu mayor bienestar. Hablo aqui de bienestar y no de felicidad deliberadamente ya que no creo en la felicidad absoluta si creo en los pequeños momentos y los pequeños motivos que son la felicidad.

Comienza por vivenciar, contactar con lo que vives y sientes. Puedes hacer un ejercicio clarificador que proviene de las terapias gestálticas de Fritz Perls.

Intenta decir frases que comiencen por “Ahora me doy cuenta de…” y completalas con aquello de lo que te das cuenta.

Evalúa si te das cuenta de cosas tuyas internas, o de lo que te rodea, lo exterior a ti o de tus fantasías.

Date cuenta de tu darte cuenta e intenta homologar un poco las sensaciones. Cuida el espacio que cada una de estas áreas ocupa en tu vida.

Cuida de ti, en primer lugar. Getty

Este ejercicio te ayudará al despertar,al estar más y mejor conectada contigo y tus prioridades.

– Ejercicios como el del darse cuenta tienen como objetivo uno de los cambios que te propongo: Empieza a contar más contigo, deja de apoyarte tanto en el afuera y contar más contigo.

Pregunta menos y opina más. Recuerda que las preguntas son el anzuelo de la exigencia. Algunas preguntas son válidas, el exceso de ellas te muestra débil, con imposibilidad de contar contigo y deja a la persona a quien le preguntas en un situación de hacerse cargo de tus necesidades.

-El objetivo de los dos pasos anteriores es que comiences a darte cuenta de cosas que haces, de situaciones que creas que finalmente se vuelven contra ti. (auto-responsabilidad).

-Contactar contigo, seguir conociéndote o hacerlo más auténticamente (para lo que sería fundamental contar con un experto que garantice la autenticidad de tu mirada sobre ti misma) habla de adquirir una actitud responsable y activa para aprender-te, para modificar, deshacerte de conductas que siempre creíste exitosas pero no lo eran e incorporar nuevas: “experienciar”.

-Mirar,ver es dejar de evitar la realidad,dejar de vivir en un “como si” que sólo conduce a gratificaciones superficiales y efímeras.

-Vive ahora. Preocúpate del presente antes que del pasado o del futuro. Vive aquí y ahora.Lo pasado recuérdalo y elaboralo como única garantía de no repetir errores,dolorosos errores. Se recuerda para no repetir; pero vive ahora. Ocúpate de lo que está presente.

-Di lo que te ocurre, lo que sientes, lo que piensas, exprésate no juzgues, no preguntes, no justifiques, no manipules.

-No idealices a tu gente, no subas a nadie a pedestales desde los que te mirarán, cada vez más altos, y te verán, cada vez más pequeña, lejana, no valiosa.

-Vive la realidad.

-Cambia lo que te daña.

Mariana Fiksler (Psicóloga)

www.padresehijos.miarroba.com

www.hijosypadres.net

 Ver más…

Claves para descubrir que tu chico no va en serio ¡Descúbrelas!

¿Quieres cambiar de vida? ¡Empieza por tu color de pelo!

Autor: Mariana Fiksler

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *