Cervicales: alivia el dolor con aceites esenciales

 

Cómo aliviar el dolor de cervicales con aceites esenciales 

 

Las cervicales son una zona en la cual se genera mucha tensión debido a malas posturas, movimientos bruscos, o estrés. Esa tensión puede generar dolores musculares en la zona, dolor de cabeza o rigidez.

También puede producirse por tener hábitos poco saludables, estar demasiado tiempo trabajando delante de un ordenador en una silla inadecuada y con una mala postura, lo cual puede hacer que nuestras cervicales se sobrecarguen.

 

Un baño caliente te ayudará a relajar la musculatura en general, y luego se recomienda realizar un masaje con aceites esenciales. Tu dolor se aliviará notablemente.

 

 

 

Aceites esenciales recomendados para las cervicales

Lavanda

Su aroma ya nos proporciona un efecto calmante, es una de las grandes propiedades de este aceite. Puedes tomar una infusión, o aplicar el aceite diluido en la zona mediante un masaje.

 

Romero

El romero tiene propiedades antiinflamatorias, lo que es ideal para aliviar la tensión en las cervicales.
Puedes empapar una compresa en aceite de romero diluido y aplicarlo en la zona, o hacerte un masaje tú mismo utilizando el aceite esencial.

 

Albahaca exótica

Este aceite tiene propiedades de relajante muscular, articular y antiespasmódico. Aplicando unas gotas en la zona dolorida frotando con movimientos circulares, sentirás el alivio inmediato.

 

Laurel noble

Es ideal para tratar dolencias debido a su efecto analgésico y neurálgico. Puede usarse para dolores musculares y articulares. Asociarlo con otro aceite esencial como romero, hipérico, o verbena exótica, son ideales para maximizar sus efectos.

Importante

  • Son ideales los masajes con aceites esenciales, pero si la tensión en las cervicales es provocada por el estrés, solamente notarás alivio instantáneo y el dolor volverá.
  • Es fundamental bajar los niveles de estrés adoptando hábitos saludables como ser realizar técnicas de meditación y relajación, practicar ejercicio diario, y llevar una alimentación equilibrada.
  • Otro punto a tener en cuenta es descansar las horas adecuadas para cada organismo según sus actividades.
  • Todo esto te ayudará a estar más tranquilo, bajar los niveles de estrés y ansiedad.

Si no logras los resultados y siguen los malestares, es importante recurrir a la ayuda de un profesional de la salud.

 

 

 

 

 

Imágenes: ONsalus, Cuerpomente, Touch of Synergy, Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *