Calma los dolores de cuello y nuca con un automasaje

Practicarse un automasaje tiene muchos beneficios para todos los problemas que afectan a hombros, columna, cervicales, cabeza y rostro.

Puede aliviar los síntomas de cefaleas, contracturas, hernias cervicales, rigidez muscular, tensión en nuca y cuello.

 

Causas de dolor y rigidez en cuello y nuca

Trabajar muchas horas delante del ordenador, mirar la televisión, leer o manipular el móvil. Cualquier actividad en la que estemos mucho rato manteniendo una mala posición o implica que tengamos que mantener la cabeza fija durante un tiempo.

La mala posición de nuestro cuello puede provocar problemas en las cervicales y rigidez muscularEl trapecio es el músculo que más trabaja en esos casos y es el que da origen a cefaleas y dolores como contracturas y tensión.

Además del automasaje, el agua caliente y la aplicación de calor ayudará a aflojar éstas molestias.

¿Cómo realizar el automasaje?

Comenzamos con un masaje desde la parte trasera de los oídos hasta la parte posterior de la cabeza deslizando los pulgares y haciendo presión con éstos.

Realizamos movimientos de rasgado en la zona del cuello de atrás hacia adelante y bajamos hacia los hombros, inclinando el cuello hacia un lado y hacia el otro. Para relajar los músculos, bajaremos la cabeza hacia atrás. Siempre de manera pausada, sin realizar movimientos bruscos.

Seguidamente, colocamos los dedos a los lados de las vértebras de manera que los pulgares estén colocados en la parte anterior de los hombros. De esta manera, practican presión y se deslizan hacia atrás.

Por último, nos centramos en la zona de debajo de la clavícula y hacemos presión con los dedos, mientras friccionamos de un lado a otro.

 

 

Beneficios del automasaje

  • Incrementa el flujo sanguíneo y favorece a la vasodilatación, lo que ayudará a mitigar el dolor.
  • Ayuda a aflojar y flexibilizar los músculos que se encuentran agarrotados y libera esas bandas tensionadas dónde se producen las contracturas.
  • Aumenta la movilidad en los tejidos, en la piel y los músculos.
  • Produce relajación y bienestar.

Recomendaciones para prevenir el dolor de cuello y hombros

  • Si sueles dormir boca abajo, cambia tu postura al dormir.
  • Asegúrate de sentarte en sillas que tengan un soporte para tu espalda y tu cabeza, para no mantenerte encorvado.
  • Trata de no sostener el teléfono en la curva del cuello para evitar la tensión.
  • No sobrecargues tu bolso, si llevas demasiado peso alteras la postura. La mejor alternativa son las mochilas, porque el peso se mantiene equilibrado en tu espalda.
  • Usa bufanda si la temperatura es fría o si hay humedad. El cambio de temperatura puede agravar la rigidez y dolor del cuello.

¿Te animas a probarlo?

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *