Cabello: ¿Cómo protegerlo al exponerse al sol?

 

Consejos para proteger tu cabello de la exposición solar 

 

El cabello al igual que la piel debemos protegerlos de los rayos UV.

Una excesiva exposición puede resecar tu pelo, opacarlo, decolorarlo, debilitarlo, y provocar un envejecimiento prematuro.

 

El sol es el responsable de la oxidación de la melanina en el cabello, que es la sustancia que le da el color.

Por eso muchas veces suele adoptar tonalidades más claras.

 

 

 

 

 

El cloro afecta las fibras capilares e incluso en los cabellos claros puede provocar un ligero tono verdoso.

Otro factor importante es que el agua de mar debido a la sal lo deshidrata con mucha facilidad.

 

 

¿Cómo cuidar el cabello del sol?

Productos especiales

Se encuentran en forma de spray, lociones o geles.

Se aplican sobre el cabello y contienen fotoprotectores de índice elevado.

Existen varios productos para ampliar tus rutinas con nuevos tratamientos en forma de aceites y mascarillas que son nutritivos e hidratantes.

De esa manera evitarás que llegue castigado a la playa y a la piscina.

 

 

Sombrero

Los sombreros de ala ancha protegen tu rostro y tu pelo.

Son mejores los fabricados con materiales que permiten respirar al cuero cabelludo.

 

 

 

 

Recuerda evitar exponerte al sol en las horas de mayor radiación: entre las 11.00 y las 15.00 horas.

 

 

Cuida tu dieta

Debes mantener una alimentación equilibrada saludable y rica en vitaminas B7 o biotina, B5 o ácido pantoténico, y minerales como zinc, hierro, y cobre.

 

Esos nutrientes los puedes encontrar en: frutos secos como las nueces, avellanas, cacahuetes…

Debes implementar en tu alimentación: pescado azul, salmón, sardinas, atún, yema de huevo.

 

Agregar cereales integrales, lentejas, semillas de sésamo, calabaza, girasol ,tomates, berros, manzana, uva, plátano, aguacate.

 

 

Mojar el cabello antes de entrar en el mar

El cabello seco es más sensible al efecto de la sal y el cloro.

Después de un baño en la piscina o en el mar, aclara el cabello con agua dulce para eliminar los restos del cloro y la sal.

No lo cepilles con brusquedad ni lo recojas con una coleta hasta que esté seco, ya que el cabello mojado es más frágil.

 

 

 

Lavarlo sin usar productos agresivos

Aplicar productos adecuados para devolver su elasticidad y humedad.

Es conveniente utilizar champú sin parabenos ni sulfatos, y no abusar del secador y las planchas.

 

Es importante que estés hidratada y bebas la cantidad de agua suficiente día a día.

Tu cabello se mantendrá hidratado  y lucirá mucho más sano al igual que todo tu organismo.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *