Beneficios y Falsos mitos para adelgazar de los saunas y baños turcos

Algunas de nosotras hemos crecido con la creencia de que los saunas son una herramienta sensacional para cuidar de nuestra piel, eliminar toxinas y bajar de peso pero ¿será totalmente cierto?

Te invitamos a que conozcas los beneficios y mitos que rodean a las saunas y baños turcos para que tomes las debidas precauciones.

El tener un sauna (de los bonitos y completos) en casa implica una gran inversión, no solamente para instalarlo ya que el mantenimiento también tiene un costo poco accesible. Antes de que comiences a hacer obras en casa o de que te metas al sauna de tu gimnasio ¿sabes cuánto tiempo es el recomendable para obtener los máximos beneficios?

Esas y otras dudas las resolveremos hoy, por lo pronto, coge tu toalla porque vamos de tour por las saunas y baños turcos.

Beneficios y Mitos de las saunas

En una sauna la temperatura oscila entre los 80 y los 100 grados centígrados. El hecho de que no produzca quemaduras se debe a que se combina con una humedad muy baja (calor seco) y por lo tanto no llega a quemar.

Los expertos recomiendan no usarla más de dos veces por día y no más de tres semanales. ¡No te pases!

Dentro de los beneficios podemos contarte que aparte de liberar toxinas, aumentas tus defensas. Al abrir tus poros liberas a tu cuerpo de metales pesados (plomo, mercurio, Zinc, cadmio, níquel).

Para las que fuman es bueno ya que liberan nicotina, alcohol, sodio, ácido sulfúrico y combates el colesterol; se pueden llegar a perder hasta dos litros de agua junto a las toxinas que eliminamos (aparte de minerales que son necesarios en nuestro organismo), por eso es recomendable que al terminar te rehidrates con una bebida isotónica.

Beneficios de la sauna

Si tienes problemas para dormir te ayudará a combatir el insomnio y el stress. Mejora la función cardiovascular ya que dilata los vasos capilares y obliga al corazón a bombear sangre con más fuerza. (Si tienes afecciones cardiovasculares puedes usar la sauna pero que no rebase los 65 grados).

La sauna te ayuda a combatir la celulitis, michelines y demás zonas con exceso de grasa así como dolencias en los músculos y huesos, también combate el estreñimiento.

Si todo es tan maravilloso ¿Cuáles son los riesgos?

Hace unos años El País publicó un reportaje muy interesante sobre los riesgos del abuso de la sauna que van desde alteraciones en la menstruación hasta esterilidad, puede provocar trastornos hormonales y circulatorios.

De acuerdo con estudios aislados realizados por urólogos y ginecólogos, dos de cada 1.000 españoles pueden quedarse estériles si exceden su tiempo en la sauna. El consejo de los médicos es no sobrepasar los 15 minutos tres veces por semana.

Los expertos recomiendan hacerle caso al cuerpo cuando te pida bajarle al tiempo que pasas dentro de la sauna ya que cuando comienzas a experimentar dolores en el cuello, cansancio extremo y desajustes menstruales es momento de ponerle un límite.

No está de más decir que si estás en tus días no es recomendable que entres a la sauna ya que puedes desmayarte.

Dentro de los efectos perjudiciales por abusar de la sauna también están el reumatismo, bajadas de tensión y alteraciones cardiacas; Fernando Cruz, urólogo del hospital Ramón y Cajal de Madrid señala que el 60% de las mujeres que frecuentan la sauna presenta en su cuadro clínico alguna molestia provocada por una mala utilización.

Una de las creencias populares es que la sauna ayuda a adelgazar, la realidad es que eliminas líquidos y eso es lo que crea el efecto de bajar de peso.

¿Cómo debo usar la sauna?

Los expertos de viajoven nos recomiendan seguir estos pasos: Entrar en la sauna con la piel mojada y limpia.

Siéntate en el banco inferior y espera a que empieces a sudar 10 minutos.
Sal de la sauna y dúchate con agua fría.
Túmbate en el banco superior de la sauna y relájate durante 10 minutos.
Termina con una ducha fría, frotando con una manopla exfoliante para limpiar tu piel del sudor, impurezas y células muertas.
Abrígate bien y recupérate despacio, porque la bajada de tensión alenta tus músculos
No realices ejercicios bruscos.
Rehidrátate.

¿Y el baño turco?

Beneficios del baño turco

Cuando el organismo se somete al calor, acelera sus funciones metabólicas. Al lograr una mayor oxigenación, se revitalizan los tejidos, ayudando a retardar el proceso de envejecimiento de la piel.

El vapor dilata los poros y la transpiración elimina impurezas y toxinas estimulando la circulación sanguínea.

El vapor humedece las vías respiratorias y ayuda a combatir la bronquitis y la sinusitis. Los pulmones y el sistema bronquial aumentan su capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación general.

Se mejora la limpieza de los genitales femeninos, facilitando la secreción del flujo vaginal. Relaja el sistema nervioso, disminuyendo el stress y facilitando que se duerma mejor.

Riesgos del Baño Turco

Las altas temperaturas hacen que el ritmo cardiaco aumente de 70 a 140 pulsaciones por minuto. No se recomienda para ancianos, embarazadas o personas con problemas de tensión, venas varicosas, dermatitis, enfermedad bronquial severa, epilepsia, anorexia o cólicos renales.

Antes de entrar es recomendable beber agua o zumo para compensar la deshidratación.
Es conveniente no tomar el baño de vapor tras haber comido mucho o con el estómago completamente vacío.

Ahora puedes disfrutar de los beneficios de la sauna y el baño turco sin perder la consciencia ni las neuronas por el exceso de temperatura. ¡Cuídate recuerda que la salud es lo más importante!

Ver Más…

Manual de maquillaje para chicas rubias… ¡Trucos para sacarte partido!

No ves doble… ¡Las famosas llevan el mismo vestido!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. son datos importantes los q escriben

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *