Beneficios del brócoli y cómo cocinarlo

El brócoli es una de las hortalizas con mayor valor nutritivo que, poco a poco, va ganando un lugar importante en nuestra alimentación.

Es un alimento con alta densidad nutricional, tiene pocas calorías y una gran cantidad de nutrientes y vitaminas.

El brócoli es rico en vitaminas B1, E, A y C, además de excelentes propiedades antioxidantes. Es rico en potasio, calcio, zinc, yodo, hierro y magnesio, que intervienen en múltiples funciones orgánicas donde son fundamentales estos minerales.

 

 

Beneficios del brócoli para nuestra salud

  • Disminuye el riesgo de padecer trastornos cardiovasculares.
  • Ideal para las mujeres embarazadas por su alto contenido en folatos, ya que la deficiencia del ácido fólico durante los primeros meses de embarazo puede dar lugar a que el futuro bebé tenga problemas neuronales.
  • Mejora la digestión y la salud intestinal por sus gran cantidad de fibra.
  • Reduce la inflamación, causa de muchas enfermedades crónicas.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre, ya que contiene fibra soluble y cromo.
  • Mejora la piel repara los daños y la vuelve tersa.
  • Combate las alergias por la cantidad de flavonoides.

 

¿Cómo cocinar brócoli para aprovechar todos sus nutrientes?

 

  • En los tallos es donde se concentran la mayoría de los nutrientes, por lo que deberían ser aprovechados. Puedes consumirlos cortándolos en trozos. Para su correcta preparación, los debes cocinar primero.
  • La manera de correcta de prepararlo es cocerlo al vapor durante 3 o 4 minutos.
  • No se recomienda hervir o cocinar el brócoli en el microondas más de 1 minuto, ya que destruirá la mayor parte de los nutrientes.
  • Si lo deseas hervir, déjalo en agua hirviendo durante 20 a 30 segundos y luego sumerge en agua fría para detener el proceso de cocción.
  • Otra manera de prepararlo es salteando en el Wok durante 4 minutos.

Recomendaciones

Es un alimento que se debe integrar en nuestra dieta junto a otros vegetales u hortalizas.

Lo recomendable es tomar, al menos, 2 raciones de esta verdura por semana aprovechando bien sus nutrientes. Podemos conservarlo en la nevera de 3 a 5 días.

¡Recuerda añadirlo a tu alimentación para obtener sus magníficos beneficios!

Imágenes: lovefoodeat.com, agromarketing

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *