Los beneficios del agua: Conoce 5 terapias para tu bienestar

El agua es el líquido vital por excelencia: sin ella, no existiría la vida, en ninguna de sus formas. Pero además de ser el combustible líquido por excelencia para mantener las funciones vitales, también tiene otros usos posibles, varias terapias complementarias que la tienen como protagonista y que suman en bienestar y salud. Te invitamos a conocer algunas de ellas.

Hidroterapia

Una de las más conocidas y empleadas: trabaja a través de la presión ejercida del agua sobre el cuerpo, sola o en combinación con otros productos naturales complementarios. Se utilizar también el efecto de propulsión de arriba hacia abajo o hacia zonas localizadas. Esta práctica actúa sobre el metabolismo, el sistema nervioso y mejora la circulación sanguínea, entre otros beneficios.El estrés, la mala circulación, la artritis y la osteoporosis son algunas de las afecciones que se tratan con hidroterapia.

Terapia Marina de Quinton

Se utiliza para tratar varias enfermedades, y consiste en aplicar agua de mar extraída a 30 metros de la superficie y a 10 metros del fondo del mar, después de un tratamiento y proceso de esterilización.

Es una terapia que regenera el organismo, reconstruye las células y puede emplearse para múltiples cuadros como leucemia, esclerosis múltiple, grastroenteritis, asma o incluso cáncer.

hidro2

Osteopatía craneal acuática

Es otra alternativa que actúa más sobre la  mente y las emociones, además de relajar profundamente el cuerpo. Se hace en una piscina donde un terapeuta conduce al paciente para que haga suaves movimientos e inmersiones. El cuerpo y los músculos se descontracturan y se trabaja especialmente en el área del cráneo, espalda y abdomen para activar y desbloquear.

Reiki acuático

La terapia reiki se complementa con los beneficios del agua: el terapeuta estimula los puntos energéticos del cuerpo con sus manos, en un ambiente acuático.

Aguas termales

El agua termal, rica en minerales y compuestos beneficiosos, se mantiene naturalmente a una temperatura de más de 30 grados, lo que relaja, recompone, libera las tensiones y produce una armonización generalizada de gran ayuda.

Imágenes: esmas.com, termasdecuntis.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *