Cómo aprender a gestionar la frustración

La frustración es un sentimiento complejo que todos los seres humanos experimentamos de vez en cuando desde que nacemos. Se trata de una reacción completamente natural que tiene que ver con el hecho de no conseguir lo que deseamos, aunque esta explicación resulte, probablemente, demasiado inexacta.

Tanto si nos referimos a ella en un sentido poco grave como si consideramos algún suceso más trascendente en nuestra vida, las causas de la frustración están ahí: los deseos no satisfechos, los planes que no se han ejecutado, los logros no logrados, las promesas no cumplidas… Habrás notado que en todas esas situaciones se repite algo negativo: lo que, de alguna manera, queríamos que fuera y no ha sido.

Incluso cuando utilizamos la palabra frustración en un sentido más positivo, como cuando hablamos de que “la policía ha frustrado un atentado terrorista”, en la frustración hay una negativa: algo se ha impedido, no ha llegado a ser.

Por supuesto, la frustración también tiene unos efectos. A menudo la expresamos en forma de queja o agresividad -contra uno mismo o contra otros- como una manera de liberar y transformar la carga de tensión que se ha generado y que puede llegar a ser muy intensa. Si la frustración se sostiene en el tiempo y, además, tiene que ver con algún tema muy importante para nosotros, esa tensión irá acompañada, seguramente, de desesperación e impotencia.

Lo cierto es que la frustración es fruto de un conjunto de expectativas que nos hemos generado nosotros mismos a partir de datos objetivos e ilusiones moderadas o, incluso, exageradas. También han influido las expectativas que otras personas puedan haber fomentado en nosotros.

frustra

Como tantos otros fenómenos psicológicos incluye pensamientos repetitivos en los que nos lamentamos por lo ocurrido y le damos vueltas para ver qué falló o a quién podemos culpar; también tiene un impacto físico y emocional: nuestro cuerpo, de alguna manera, se encoge por la tensión y el enojo, que pueden tener que ver con sentirse atrapado y desorientado. Cuidado a nuestra conducta en estos casos: la frustración es un gran terreno abonado para culpar a los demás, tengan o no que ver con el asunto, con lo que las relaciones interpersonales quedan enturbiadas.

Como siempre, es imprescindible ser capaces de reconducir la frustración y volverla a nuestro favor. Lo primero que debemos recordar es que es algo natural, por lo que no podemos evitarla, sino que debemos aprender a convivir con una cierta dosis de frustración en la vida. Es imposible conseguir todo lo que queremos y también es comprensible que eso nos moleste.

En segundo lugar, hay que fijarse en la información que nos aporta sobre nosotros mismos. ¿Qué me ha llevado a tener esas expectativas? ¿Eran ajustadas? ¿Cómo resuena en mí la idea del fracaso o la derrota? También nos da información sobre cómo los demás se han comportando con nosotros y en qué términos debemos reformular a partir de ahora nuestras relaciones.

Normalmente, la frustración acaba disolviéndose sin más relevancia. Sin embargo, aunque es imprescindible que aprendamos a tolerar ese primer fogonazo desagradable que trae, no podemos olvidar que hay “espinitas” que se nos quedan clavadas durante largo tiempo. No importa, también es normal, no todos los golpes se pueden encajar inmediatamente. Lo importante es no quedarse enganchado en lo que pudo ser y no fue y hacer de eso el guión de nuestra vida.

Tomaremos nota, lo incorporaremos a nuestro repertorio de experiencias que aportan sabiduría y diseñaremos nuestro siguiente proyecto, aunque sea menos ambicioso. No sabemos detrás de qué pequeño trampolín está el gran logro que en un primer momento resultó no ser posible.

Tolerar la frustración quiere decir llevarse bien con una realidad incontestable: no somos omnipotentes. La mayoría de las veces habrá merecido la pena intentarlo, aunque parezca que todo lo invertido ha sido demasiado costoso. Y, si llegamos a la conclusión de que la inversión realizada no ha merecido la pena, lo asumiremos y reajustaremos la inversión futura.

No pasa nada por equivocarse y, sobre todo, no pasa nada por admitir en voz alta que nos hemos equivocado o nos arrepentimos de algo, de la misma manera que no pasa nada por admitir que nos sentimos frustrados en algún aspecto de nuestra vida. Hay algo realmente saludable en desear algo mejor de lo que se tiene y sentirse frustrados si no se consigue. Lo importante es saber establecer una buena relación con ello y hacer que, a su debido momento, se ponga a nuestro favor.

No somos perfectos, nada ni nadie lo es. La decepción, los resultados diferentes a los esperados, están ahí. Aprendamos a convivir con ellos.

rafael_san_romanRafael San Román es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, terapeuta especializado en counselling y terapias de tercera generación, formador en talleres sobre duelo y pérdidas y autor del blog Psicoduelo

 

 

 

 

ImágenesPinterest

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367