Aprende a diferenciar los distintos tipos de dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las causas principales de absentismo laboral y está considerado por la Organización Mundial de la Salud como una epidemia. Son millones de personas quienes lo padecen . Y los motivos son muchos, variados y conectados.

El primero es nuestro estilo de vida sedentario. Creo que en alguna ocasión os he comentado que el hombre está diseñado para el movimiento. Huesos, músculos y tejidos, están concebidos en la flexibilidad.

La vida moderna, asociada a las oficinas y a esos horarios rígidos que nos mantienen anclados al ordenador al menos ocho horas diarias, perjudica y mucho a la salud de nuestra espalda. Nos provoca rigidez, contracturas musculares, produce desajustes en nuestras vértebras, y, por supuesto, dolor.

tipos_de_dolor_de_espalda

Nuestros problemas cotidianos también afectan a la espalda. De hecho, se suele decir que “los cargamos”. La dimensión emocional tiene su reflejo en la dimensión física y así se diagnostica y se trata.

Traumatólogos y psicólogos prestan especial atención también al círculo vicioso en el que se sumen algunos pacientes: me duele, luego me deprimo, me deprimo porque pienso que me pasa algo malo, luego me duele.

Así las cosas, lo importante es un diagnóstico certero, que se consigue no sólo con pruebas que a veces agobian y preocupan al paciente. Para saber qué nos pasa es necesario que prestemos atención a nuestros síntomas y sepamos focalizar la zona del dolor.

Espero que las molestias recurrentes de espalda no os conviertan en expertos, pero sí que, al menos, sepamos diferenciar entre las zonas principales de dolor. Aquí os dejo algunas pautas:

Dorsalgia

Es el dolor en la parte central de la espalda, justo entre la zona lumbar y la cervical. A veces se confunde este término con la alusión a un dolor generalizado en toda la zona dorsal. No es así. La dorsalgia mecánica, por un lado, es la asociada a los movimientos y actividades realizados por el día, mientras que la dorsalgia de carácter inflamatorio tiene más que ver con un proceso de acumulación de dolor e inflamación que aparece por la noche.

Lumbalgia

Conocido popularmente como lumbago, es la molestia en la parte baja, que se irradia por la zona y hacia otras partes del cuerpo. Puede llegar a ser crónico si persiste o no es bien tratado y es muy común porque puede originarse por un movimiento brusco.

Ciática

Se produce también en la parte inferior de la espalda y es la denominación popular del pinzamiento de una raíz nerviosa conectada al nervio ciático. Afecta también a los glúteos y a las piernas. No reviste gravedad, pero si la padeces puede inmovilizarte.

Cervicalgia

Es el dolor de cuello por decirlo de una forma sencilla. Se debe en la mayoría de los casos a sobrecarga muscular producida por malas posturas continuadas, como la que empleamos para escribir en el ordenador y los teléfonos móviles . Entre sus síntomas se encuentran la pérdida de movilidad, la rigidez, los mareos y también los hormigueos en brazos y hasta manos.

¡Cuidaos mucho y hasta la próxima semana!

ata poouramini 3

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina”. Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 

 

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *