Aporta más hierro a tu cuerpo de forma natural

El hierro es un elemento básico para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Las mujeres son propensas a registrar carencias, que pueden solucionarse y prevenirse con una correcta alimentación.

Hay etapas en la vida de una mujer en la que se es más propensa a tener carencia de hierro como es el caso del embarazo y también durante la menstruación, sobre todo, si el sangrado es abundante, lo que puede desencadenar en síntomas como un mayor cansancio o bien algún ligero mareo.

Son síntomas que no se deben pasar por alto y a los que se debe prestar atención porque el hierro es fundamental para que el cuerpo funcione adecuadamente y la sangre pueda llevar el oxígeno a todas las células del organismo, además de favorecer la resistencia a infecciones y contribuir a la producción de energía.

El aporte necesario y adecuado, incluso para prevenir ese posible déficit de hierro, puede hacerse a través de la alimentación. Como pauta genérica a seguir, cabe decir que la cantidad necesaria es de entre 5 y 10 mg en el hombre, necesidad que en la mujer es mayor, sobre todo, mientras está reglando, siendo de entre 15 a 18 mg. Esta cuantía se eleva hasta los 20 y 30 mg en el caso de una mujer en estado de gestación.

Dentro de los alimentos, los que más hierro concentran son las carnes y pescados, con un 30%, seguido de las frutas y verduras, que también concentran un 30%, así como los cereales, que tienen un 18% de hierro; los huevos que presentan un 7%; productos lácteos un 8% y las legumbres con un 2%.

No obstante, dentro de estos grupos, hay alimentos cuyo aporte de hierro es mayor. Por ejemplo, los que más tienen son las judías blancas, el germen de trigo, las lentejas, los frutos secos, la carne, el pescado y las hortalizas frescas. Pero, sin duda alguna, un producto estrella en hierro es la remolacha, que contiene una excelente proporción de hierro orgánico, que es fácilmente asimilable por el cuerpo humano. Su consumo puede hacerse en zumos de remolacha, no tomando más de un vaso al día, pudiendo combinarse con otras frutas para que tenga mejor sabor como la manzana o la piña o con la zanahoria, hortaliza con la que hace un excelente maridaje.

La asimilación de su hierro se hace mejor por parte del cuerpo con la vitamina C en las comidas, que se puede ingerir, por ejemplo, con un zumo de naranja. Por el contrario, para que la asimilación de hierro por parte del organismo sea máxima, hay que tratar de no ingerir determinados productos como el café y el o la medicación de antiácidos.

No obstante, hay situaciones en las que es conveniente doblar la ingesta de hierro, pero siempre bajo control médico, como es el caso de las anemias. En estas situaciones puede ser indicado tomar algún suplemento de hierro, que debe ser prescrito por el doctor.

Sin embargo, si tu alimentación no es adecuada, también puedes optar, aunque sería más conveniente seguir pautas alimenticias mejores, tomar algunos suplementos de plantas que se pueden comprar en tiendas de dietética en las que se comercializan estos suplementos de hierro orgánico que están realizados con extractos de plantas. Otra opción son las sales homeopáticas, de venta en farmacias y parafarmacias. En todo caso, los suplementos siempre deben consumirse de forma temporal.

Autor: Eva Sereno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *