Alternativa a la carne: Las proteínas vegetales

Con la reciente declaración de la Organización Mundial de la Salud con respecto a los embutidos y las carnes procesadas, parece que todas las miradas están puestas sobre la carne. Si bien no es cuestión de prescindir totalmente de ellas – aunque hay quienes sí lo han hecho, y desde hace tiempo-, tampoco es para desesperarse. En este artículo os contamos varias buenas fuentes de proteínas, pero de origen vegetal, que siempre serán bienvenidas en la dieta.

En principio, las legumbres: se trata de una de las principales fuentes proteicas vegetales que sumarán sabor, nutrientes y color a los platillos. Lentejas o lentejones, alubias, frijoles, adukis, porotos de soja, entre otras opciones, las legumbres no deben faltar en cualquier dieta variada y equilibrada. Se pueden consumir frías en ensaladas, calientes en estofados, guisos u otros platillos, o incluso en forma de hamburguesas vegetales.

La quinoa, como bien hemos destacado recientemente en Nosotras, es un grano de gran valor nutritivo, con la particularidad de aportar todos los aminoácidos esenciales. Versátil y fácil de preparar, puede incorporarse a una gran cantidad de platos, tanto fríos como calientes, con verduras, en rellenos o en sopas, etc.

seitan

Este grano aporta cerca de 12 gramos de proteína por cada taza, por lo que es un alimento para tener siempre disponible en la alacena. La industria también ha comenzado a incorporarlo en otro tipo de productos, como en barritas, galletas, o similares. En casa, bien podéis consumirlo en el desayuno con leche o zumos, además de en platos principales.

El tempeh es un alimento del que quizá hayáis oído hablar: es una alternativa muy nutritiva que se elabora a partir de la fermentación de la soja, originario de Indonesia y que ha ido ganando lugar también en la cocina occidental. Cada 100 gramos de tempeh, el cuerpo recibe cerca de 24 gramos de proteína. Para no desaprovechar.

El seitán es otra opción que ha ido ganando terreno: también conocido como “carne vegetal” proviene en este caso del trigo, y es conocido por poder reemplazar la carne en rellenos, en bifecillos o en una gran variedad de platos. Una salvedad: prohibido para celíacos, ya que es gluten casi puro.

Finalmente, os destacamos también el universo de las algas: de todas, la espirulina es una de las más conocidas, ya que puede significar hasta 6 gramos de proteínas (por 10 gramos). Su contenido de minerales, nutrientes y aminoácidos la ubican como una de las más buscadas por las personas de alimentación vegetariana y/o naturistas.

Imágenes: accionpreferente.com, discoversd.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *