Alimentación: ¡Los enemigos de nuestro hígado!

El hígado es el limpiador del organismo, pero a pesar de ello pocas veces nos detenemos a pensar que es lo mejor para él, por el contrario lo sometemos a una dieta llena de grasas y excesos que pueden causarle daño. En Nosotras descubre los alientos que lo perjudican.

Este órgano cumple una función única en nuestro cuerpo: es el encargado de limpiar la sangre de los restos de medicamentos, drogas, tóxinas y gérmenes, además ayuda a equilibrar los niveles de glucosa y colesterol, almacena vitaminas, participa en la coagulación de la sangre al tiempo que realiza otras tantas funciones. Como ves mantenerlo sano es sinónimo de calidad de vida.

Pero ¿qué podemos hacer para cuidarlo? En principio moderar el consumo de alcohol, uno de los peores enemigos de nuestro hígado que, en exceso, puede causar daños hepáticos irreversibles. Los alimentos cargados de grasa son también una muy mala opción si se consumen a diario.

Frituras, carnes no magras, mantequilla, productos lácteos enteros y comida basura hacen que nuestro hígado deba trabajar más. Cuando comer este tipo de alimentos se convierte en hábito puede producirse una infiltración de grasa en el órgano que da origen a una patología conocida como hígado graso. Si no se cuida puede conducirnos a enfermedades serias como la cirrosis.

Los embutidos, debido a su alto contenido de sal, son también desaconsejados para el hígado, así como el azúcar procesado y las comilonas abundantes que llevan a nuestro cuerpo al límite. Cuidar de nuestro hígado es más sencillo de lo que parece, solo requiere de moderación para disfrutar de todos los alimentos de forma saludable.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *