Algunos remedios naturales para calmar la tos

La tos  es una afección respiratoria que tiene lugar cuando se irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones como consecuencia de un virus, bacterias, polvo, polen u otras sustancias.

En este post os vamos a explicar algunos remedios caseros para calmar la tos:

  • ‘Jarabe’ de cebolla y miel: La cebolla tiene propiedades antibacterianas y antibióticas, y la miel actúa como antiséptica, antiinflamatoria y antibiótica. Por tanto, las propiedades de cebolla y miel combinadas se convierten en un buen remedio natural para aliviar la tos. El modo de preparación es sencillo: colocar cebolla en un tazón, añadir miel, y tomar cada hora una cucharada de la mezcla.
  • ‘Jarabe’ de limón y miel: Una preparación de miel y limón tomada justo antes de acostarnos ayuda a mejorar los síntomas de la tos nocturna. Su preparación es sencilla, se trata de calentar un vaso de agua y añadir una cucharada de miel y una de jugo de limón. Si además le añadís gengibre, mucho mejor.

miel

  • Té de pimienta negra y miel: La pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas,  y la miel es un alivio natural de la tos. Se prepara mezclando con agua hirviendo en una taza dos cucharaditas de pimienta y dos de miel. Posteriormente, se deja reposar 15 minutos, se cuela y se bebe.
  • Té de tomillo: Es un remedio que ayuda a calmar la tos, relajar los músculos de la tráquea y reducir la inflamación. Se prepara mezclando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo. Posteriormente, se deja reposar 15 minutos, se cuela y se bebe.

También os recomendamos beber muchos líquidos, ya que ayudan a adelgazar los mocos y mantener las membranas húmedas; y daros un baño caliente, ya que el vapor que se generará ayudará a suavizar las vías respiratorias.

Imágenes: nosotras.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *