Acné: ¿Cómo tratarlo y mantener la piel limpia?

 

Consejos para tratar el acné y mantener la piel limpia. 

 

El acné es una enfermedad en la piel que se produce cuando los folículos pilosos, que se encuentran debajo de la misma, se tapan.

Aparecen espinillas en el rostro, cuello, espalda, pecho y hombros.

 

Es muy común en los adolescentes, pero los adultos también pueden sufrirlo.

Esa piel es muy delicada y merece cuidados específicos.

Tratando de evitar algunos productos químicos que empeoren su situación.

Generalmente son pieles grasas y muy sensibles a algunos químicos que pueden incrementar la aparición de granos.

 

 

¿Cómo tratar la piel con acné?

Elegir los productos adecuados.

Es importante mantener la limpieza de la piel utilizando productos que retiren el exceso de oleosidad y las células muertas.

Es ideal que sean libres de detergentes para no resecar la piel y evitar el aumento de producción de grasa.

Hidratantes específicos.

Deben ser siempre libres de grasa y elegirlos en función del problema que tenga tu piel, si son puntos negros o espinillas.

 

 

 

 

Fármacos.

Si el acné lo estás tratando con fármacos recomendados por el dermatólogo, debes seguir rigurosamente sus instrucciones.

Hay tratamientos con antibióticos y algunos derivados del ácido retinoico que aumenta la sensibilidad al sol.

Por lo que debes usar protección solar.

 

Cuidados específicos.

Debes evitar tocar el rostro y pasar tus manos constantemente por él.

Porque estimula la función de las glándulas sebáceas, aumentando la secreción de sebo.

Además, llevas las bacterias de tus manos a tu rostro.

Que pueden infectar las espinillas y empeorar la situación.

 

Debes cambiar la funda de tu almohada todas las semanas.

Para que la suciedad y el sebo del rostro no se adhieran a la tela de la funda ocasionando con el paso de los días que se acumulen bacterias.

Si no cambias la funda, estarás estimulando la piel para que aparezcan nuevas espinillas.

 

 

 

 

Alimentación. 

Llevar una alimentación equilibrada consumiendo frutas y verduras, cereales integrales, evitando grasas y azucares refinados que pueden aumentar las probabilidades de formar acné.

Debido a que alteran la producción hormonal y estimulan la inflamación y la formación del acné.

 

 

Importante.

Consultar al dermatólogo para que te indique el tratamiento según tu edad y el tipo de gravedad del acné que tengas.

También te va a informar acerca de los riesgos y beneficios de los medicamentos, y de otros tratamientos que estés considerando.

 

 

 

Imágenes: Expansión, La Vanguardia.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *