6 cosas curiosas acerca de los sueños

Para muchas personas el mundo onírico es todo un misterio, repleto de señales y significados. Pero ¿cuánto sabemos acerca de los sueños?

Manuales acerca de la interpretación de los sueños se han escrito miles, pero la realidad es que sabemos muy poco de lo que ocurre en nuestro cerebro una vez que caemos en el sueño, justamente por eso la ciencia se ha encargado de estudiar cada vez más lo referente al mundo onírico.

Sabemos que los sueños pueden hacernos emocionar, gritar, llorar, estresarnos o despertar completamente felices. Que son en parte producto de aquellos estímulos que recibimos durante el día, y que muchas veces se quedan grabados con nitidez en nuestra memoria, mientras que otras no los podemos recordar ni siquiera al abrir los ojos en la mañana.

Justo por todo ese misterio que los rodea es que están llenos de curiosidades. ¿Quieres saber más? Nosotras te mostramos 6 cosas curiosas acerca de los sueños que de seguro no conocías.

  1. En la fase Theta del seño, la etapa ligera, nuestros sueños son más cortos y simples. Cuando entramos en la fase de sueño profundo, conocida como fase REM, los sueños son más realistas, vívidos, complejos y llenos de colores.
  2. Tras cinco minutos de despertar y si no has apuntado en ningún lugar tu sueño, habrás olvidado el 50% del mismo.
  3. Las mujeres son más propensas a soñar con personas conocidas y espacios cerrados que los hombres. Mientras que aquellos chicos que comen de forma más ligera, especialmente en la noche, tienen menos sueños eróticos que los que se alimentan en abundancia.
  4. Tenemos un promedio de cuatro sueños en una noche, pero a veces somos incapaces de recordar si quiera uno, a menos que estés embarazada. Las mujeres gestantes tienen más sueños y son capaces de recordar una mayor cantidad que las mujeres que no están esperando.
  5. Quienes roncan sueñan menos, y es que no se puede soñar y roncar al mismo tiempo.
  6. Las personas que quedan ciegas tienen la capacidad de seguir soñando con imágenes y colores, pero aquellas que nacieron sin ver sueñan sin imágenes ni color, pero percibiendo poderosas sensaciones auditivas, táctiles y de sabor.

¿Interesante no? Un pequeño pedazo del mundo de nuestros sueños al descubierto.

Imagen: 20minutos.es

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Que disfrutes de este interesante instructivo, saludos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *