10 razones para comer sandía este verano

La sandía es una fruta deliciosa, refrescante – está compuesta en su mayor parte por agua – y sabrosa que solemos introducir en nuestra dieta en verano, pero seguramente no sabréis sus múltiples beneficios.  Y es que se trata de un alimento ideal para  incluir en la dieta diaria por todos estos motivos que os vamos a explicar a continuación:

  • Actúa como laxante: Su alto contenido en fibra la convierte en un aliado ideal contra el estreñimiento.
  • Alivia la fatiga muscular: La composición de la sandía rica en L-citrulina ayuda a que los músculos se relajen y obtengan energía, sobre todo después de practicar deporte o acabar una larga jornada laboral, que es cuando los músculos almacenan ácido láctico y amoníaco. Además, su contenido en potasio ayuda a reforzar el sistema muscular y nervioso.
  • Aumenta la energía: Una porción diaria de sandía sube los niveles de energía un 23% por su contenido en magnesio, mineral que ayuda en la función celular.
  • Es antioxidante: Esto es ideal para prevenir el envejecimiento y también para mantener en un buen estado los tejidos de nuestro cuerpo.

beneficios-de-la-sandía-

  • Es antirreumática: Esto es por su alta composición en minerales alcalinos, por lo que se recomienda su consumo a las personas que tienen problemas reumáticos.
  • Mejora la salud cardiovascular: Por su contenido de L-citrulina, que ayuda a relajar los vasos capilares. Además, metaboliza arginina, lo cual es positivo para la salud del corazón y para regular los niveles de tensión arterial.
  • Mejora la salud ocular: Por su contenido en betacoreno, que se convierte en el organismo en vitamina A, la sandía ayuda a producir los pigmentos de retina del ojo, a prevenir la ceguera. Y gracias a su vitamina C, ayuda a reducir el riesgo de cataratas.
  • Mejora la vida sexual: La L-cutrilina, al promover la correcta circulación de la sangre, relaja los vasos sanguíneos y por tanto, también es ideal para combatir la disfunción eréctil.
  • Previene el cáncer: Gracias a su contenido en licopoteno, el consumo de sandía protege frente a determinados tipos de cáncer, así como también de enfermedades cardiovasculares.
  • Tiene propiedades depurativas: Esto es por su alto contenido en fibra, que sirve para eliminar los elementos tóxicos del organismo y para limpiar los intestinos.

Imágenes: nosotras.com 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *