Soltera y feliz: porque no todo es tener pareja

Una vida satisfactoria en solitario es posible ¡Por supuesto!

Estamos de acuerdo en que compartir con alguien de manera incondicional la vida es bonito. Es apoyo, comprensión, compañía y amor. Sin embargo, si no encontramos o no queremos encontrar a esa supuesta ‘mitad’, no tenemos por qué sentirnos mal, y sobre todo, no tenemos que justificarnos ante nadie. Ser soltera y estar feliz es algo completamente viable, es más, puede ser la gran decisión de tu vida, porque no todo es tener pareja, si no es lo tuyo.

 

 

  • Total libertad de decisión. Tener una pareja nos ayuda a compartir la vida, pero también nos ‘ata’ en algunas ocasiones. Decisiones económicas, decisiones de tiempo libre, decisiones en cuanto a familia, a amigos, a trabajos… Si no lo tienes, todas las decisiones recaerán en ti misma y serás libre como el viento.
  • No sólo se puede sentir amor por una pareja. Esta es una creencia que está poco extendida, pero que lo mires por donde lo mires realmente es cierta. Podemos estar de acuerdo en que el amor romántico es el que se siente por la persona amada, pero seguro que sabes que se puede querer y amar a otras personas que no son necesariamente tu pareja. Amigos íntimos, familia, padres, hermanos, incluso compañeros.
  • Lo que tenga que ser, será. Aunque no tengas pareja, puede que algún día llegues a tenerla, o no, eso nunca se sabe. Lo importante es que aceptes tu estado civil, igual que los que sí la tienen, y des gracias a la vida por poder ser una persona feliz con libertad de decisión, sea cual sea su estado sentimental. Afortunadamente vivimos en el siglo XXI, donde cada persona decide lo que quiere, también en el ámbito de la pareja, y por supuesto en el de la soltería.

Sola o acompañada, ¡lo importante es ser feliz!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *