¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra?

Nos enamoramos de una persona  y no de otra. Esto puede ocurrir por la la química emocional y física que surge al estar con esa persona, además de un seguido de creencias, pensamientos, necesidades, gustos o experiencias personales que se complementen o asemejen con los nuestros.

Por lo tanto, tiene que existir un componente físico y también psicológico.

Según los expertos, se trata de un conjunto de reacciones emocionales que circulan por nuestro cerebro a través de las descargas neuronales, conectadas directamente al sistema hormonal.

La relación entre esos aspectos produce una sensación placentera que conocemos como el amor.

Teorías principales por la que no enamoramos de una persona en particular

Según los psicólogos, enamorarnos de una persona o de otra no depende tanto de lo físico como de lo psicológico. Indican que existen cuatro teorías principales para que esto ocurra.

  • Teoría de la similitud: Esta teoría afirma que nos fijamos en personas que nos recuerden a nuestros padres, porque esas similitudes nos van a aportar confianza y seguridad.
  • Correspondencia: Haber compartido experiencias similares, tener valores y gustos semejantes nos va a ayudar a tener una relación especial con esa persona.
  • Admiración: Encontramos en la otra persona virtudes, aspiraciones y actitudes que siempre hemos querido para nosotros mismos.
  • Química del amor: Las endorfinas y encefalinas trabajan preparando ese cóctel de hormonas y neurotransmisores que activan nuestra sensación de euforia y felicidad.

 

Otras razones por las cuales nos enamoramos

  • Feromonas: Sustancias secretadas por glándulas que percibimos sin darnos cuenta a través de un órgano llamado vomeronasal, un auxiliar en el sentido del olfato. Ellas detectan compuestos químicos y mandan mensajes al hipotálamo, que es el encargado de las emociones en nuestro cerebro.
    Esas sustancias nos aportan información genética sobre la persona por la cual nos sentimos atraídos y determinan si es compatible con nosotros o no.
  • Mirarse a los ojos: La conexión visual prolongada puede acelerar los enamoramientos. Cuando miramos a alguien fijamente, se puede lograr activar una serie de emociones con la otra persona. 

Curioso, ¿verdad?

¡A enamorarse se ha dicho!

Imágenes: VIX, Better2you.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *