Cosas que NO deberías consentir a tu familia política

La familia de tu pareja, tarde o temprano pasará a formar parte de tu círculo y de tu realidad, y puede ser que incluso la llegues a considerar parte de tu propia familia.

Sin embargo, como todo lo que pasa en la vida, no todo vale, y hay ciertos asuntos que no debes consentir para que tu relación de pareja fluya libre y feliz a pesar de todo.

 

 

  • Entrometimientos. En tu casa, en tu boda, en tu familia… Que alguien se entrometa constantemente en tu vida no es algo recomendable, por mucho que sea tu familia política. Esto es algo que tienes que hablar con tu pareja, para que sea él o ella quien se encargue de poner ciertos límites. Al fin y al cabo, si tú te plantas en los entrometimientos, quedarás mucho peor que si lo hace la persona que verdaderamente pertenece a la familia. Si tu pareja está de acuerdo en defender vuestro espacio y vuestra intimidad, todo cambiará e irá a mucho mejor.
  • Faltas de respeto. Jamás consientas menosprecios, insultos o faltas de tacto. No se trata de tener la piel fina o estar atenta a cada una de las palabras para tomarlas a mal, sino saber dónde trazar la línea. Hay personas que no respetan a los demás, por mucho que sean la pareja de su hijo o hermano. Si es tu caso, debes de nuevo hablar con tu pareja para comentarle la situación de respeto.
  • Faltas de consideración. Al hilo del respeto se encuentra la consideración. Cuando alguien no la tiene, se ve, que pasa olímpicamente del tiempo y del esfuerzo de los demás. Es evidente que no todo se consigue rápidamente y que no hay que ‘envenenar’ a alguien contra su propia familia, pero no debes consentir que te hagan ‘feos’ porque sí.

¡Apostad por una buena convivencia y conseguiréis vivir todos en armonía!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *