Cómo conseguir no idealizar demasiado a tu pareja

Pocas cosas nos han hecho más daño que la figura ideal de un hombre perfecto, que nos “salva” de este mundo cruel y con el que seremos felices para siempre.

Tanta perfección y edulcorante no ha hecho más que frustrar a muchas mujeres que se han creído el cuento y que, cuando se despiertan cada mañana ven que su pareja no es un ángel caído del cielo, sino un ser humano con sus fallos y sus malas decisiones.

En esta ocasión hacemos alusión a esa idealización de la pareja, sin duda algo muy negativo para cualquier relación. Si a ti también te pasa, te decimos por qué no deberías idealizar tanto a tu persona amada.

 

 

  • Porque es mortal, como tú. Alguien no puede hacer nuestra voluntad todo el día, ni ser perfecto, ni acertar siempre, ni ser ideal en todo momento. Tu pareja es mortal, una persona con mil defectos y mil virtudes, pero humano al fin y al cabo. Si lo idealizas demasiado acabarás frustrándote, porque de perfecto no tiene nada aunque lo parezca.
  • Porque cuanto más esperes, peor te sentirás después. Si pones muchas expectativas en una persona, probablemente esto te desespere, porque vas a decepcionarte más fácilmente. Si esperas que siempre haga lo que necesitas, que elija las palabras que más te gustan, que se comporte como tú lo harías, o que sea efectivamente, perfecto. Esto te decepcionará cada día porque, aunque muchas veces sea como tú esperas, otras tantas no lo será.
  • Porque cada persona es un mundo y la pareja es un mundo aparte. Tu pareja es una persona que necesita su espacio, igual que tú. Si idealizas la relación y quieres que todo sea perfecto, tu mundo sólo girará a su alrededor y eso será tan malo para ti como para tu compañer@.

Celebrad vuestras virtudes y abrazad vuestros defectos, ¡somos humanos y en ese punto reside nuestra auténtica magia!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *