Aprende a pasar de parejas tóxicas para ser feliz

En cuestiones de amor y de felicidad personal, debemos tener en cuenta que habrá alguna que otra piedra por el camino.

Esto quiere decir que no todo el mundo está preparado para respetar a los demás, para ser feliz sean cuales sean las circunstancias, y para hacer feliz a la persona que tenemos al lado en un momento dado.

 

 

Por eso, existen muchos tipos de parejas tóxicas que pueden estar a nuestro lado y que no nos vienen nada, nada bien. ¿Cómo reconocerlas? ¿Cómo aprender a pasar de este tipo de personas que restarán valor a nuestra vida y no nos llevarán al camino de la felicidad personal?

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que no se pueden normalizar los comportamientos nocivos y tóxicos. Si de pronto has iniciado una relación de pareja y la persona con la que estás dispuesta a pasar tu tiempo a compartir tu vida, o incluso tu casa o tu hogar, está pidiéndote tantas cosas que te agobia, eso es una relación tóxica. Es decir, si esa persona está alejándote de tu grupo de amigos, de tu familia, si todo el tiempo le parece poco y resta importancia a tus hobbies, a quienes te importan o a todo lo que haces sin él o ella… es una pareja tóxica.

En una pareja debemos conservar nuestro propio espacio, porque por mucho que nuestra pareja sea importante, no debe nunca jamás ser el centro neurálgico de nuestra vida. Realmente, una persona que nos ama, que nos acepta tal y como somos y que nos quiere pase lo que pase, no tratará de cambiar todo lo que tiene que ver con nuestra esencia, sino que se adaptará a ella conservando su propia vida. Crear un futuro juntos no tiene por qué asumir renuncias, sino complementos para que todo sume y la vida sea más bonita en común.

¡Por una relación llena de sonrisas!

Imágenes: Pixabay

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *