Recetas: Pechuga rellena de pisto

Esta es una de las recetas que nos servirá para aprovechar un resto de pisto que nos haya quedado -aunque la verdad que es difícil, porque qué bueno está con un buen trozo de pan– y no tirar nada, lo vamos a utilizar como relleno de unas pechugas de pollo. Si te gusta más, también puedes hacer un pisto con trocitos de pollo o pavo y hacer unas croquetas. Pero eso, os lo contaremos otro día.

Ingredientes.

  • 2 pechugas de pollo o de pavo.
  • Pisto de verduras.
  • Aceite.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • Para la bechamel:
  • 500 ml de leche.
  • 3 cucharadas soperas de harina.
  • Sal.
  • Nuez moscada.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  • Le pedimos al carnicero, cuando vayamos a comprar el pollo, que nos la abra por completo porque la vamos a rellenar y a cerrar como si fuera un brazo de gitano dulce.
  • Ya en casa, salpimentamos la pechuga.
  • Esta es una receta de aprovechamiento, por lo que el relleno ya lo tendremos hecho. Si quieres empezar desde cero, es decir, haciendo también el pisto, tendrás que comprar 1 calabacín, 1 berenjena, 1 pimiento italiano, 1 pimiento rojo, 1 cebolla, 4 ajos, 5 tomates maduros. Cortamos estos ingredientes en trocitos pequeños y los vamos rehogando en una sartén con aceite caliente, empezando por el ajo, la cebolla, los pimientos, el calabacín, la berenjena y los tomates. Lo tendremos a fuego medio durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Sazonamos y ya estaría listo.
  • Extendemos la pechuga, rellenamos con el pisto y enrollamos. Para que no nos tengamos que preocupar de si se abre o no, le vamos a poner unos palillos en los extremos.
  • Ponemos la carne en una fuente apta para el horno y lo metemos a 200ºC, previamente calentado, durante 35 minutos o hasta que la pechuga esté dorada.
  • Os he puesto los ingredientes de una bechamel clásica porque podemos napar el pollo con ella y gratinar ligeramente, pero eso ya queda a vuestra elección, solas o con bechamel, están riquísimas.
  • Para hacer la bechamel, calentamos en una sartén el aceite y rehogamos la harina, moviendo constantemente para que no sepa a crudo. Poco a poco echamos la leche y removemos bien hasta que tengamos la textura deseada. Echamos un poquito de nuez moscada antes de terminar de remover.

ImágenesReal bebés

Autor: Elena Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *